Comienza a cotizar Bolsa de Valores de Beijing

BEIJING, 15 nov (Xinhua) — La recién establecida Bolsa de Valores de Beijing (BSE, siglas en inglés) comenzó a cotizar hoy lunes, lo que marca un paso clave en los esfuerzos de China para profundizar la reforma del mercado de capitales y apoyar a las pequeñas empresas.

En la ceremonia de lanzamiento, Yi Huiman, presidente de la Comisión Reguladora de Valores de China, elogió el lanzamiento de la BSE como “otro hito en la reforma y el desarrollo del mercado de capitales de China”.

El lanzamiento se produjo solo dos meses después del anuncio del plan para crear una nueva bolsa de valores, además de las dos bolsas ya existentes en la parte continental de China, ubicadas en Shanghai y Shenzhen, respectivamente.

El primer grupo de 81 empresas debutaron el lunes, de las cuales diez fueron recientemente aprobadas y 71 fueron transferidas del grupo seleccionado del Sistema Nacional de Intercambio y Cotización de Valores de China, también conocido como la “Nueva Tercera Bolsa”.

Hasta las 10:20 horas, las acciones de las diez nuevas empresas que cotizan en bolsa habían provocado una suspensión temporal dos veces, debido a que sus precios subieron más del 60 por ciento. Estas acciones continuaron subiendo después de que se reanudaran las operaciones, y las más altas subieron más del 500 por ciento por momentos.

La bolsa de valores no impone un límite en el cambio de precio de las nuevas sociedades cotizadas en el primer día de transacciones, pero las transacciones son suspendidas durante diez minutos cuando el precio de las acciones aumenta más del 30 por ciento o disminuye más del 60 por ciento.

Todas las 81 empresas tienen el mejor desempeño en sus respectivos sectores, con operaciones comerciales sólidas y un gran potencial de crecimiento, sostuvo Li Xudong, director gerente de China Securities.

Li agregó que el 87 por ciento de estas empresas provienen de campos como la manufactura avanzada, los servicios de alta tecnología y las industrias emergentes estratégicas, con un gasto promedio en investigación y desarrollo que supera los 25,36 millones de yuanes (alrededor de 3,97 millones de dólares).

Más del 95 por ciento de las empresas de China son pequeñas y medianas empresas (pymes). Estas pequeñas empresas son importantes generadoras de empleo en el país y una parte importante de su economía real, pero durante mucho tiempo han sufrido de una financiación insuficiente.

“Establecer la BSE es de vital importancia para la creación de un mercado de capitales de múltiples niveles, y la mejora del apoyo financiero para las pymes, así como para la promoción del desarrollo impulsado por la innovación y la transformación y actualización económicas”, expresó Yi en la ceremonia inaugural.

Comments are closed.