OPINIÓN China sigue avanzando en el cumplimiento de los derechos humanos

Por EHÉCATL LÁZARO*
La publicación del “Plan de acción sobre derechos humanos de China (2021-2025)” es un acontecimiento positivo para el pueblo chino. El documento expresa el compromiso del Gobierno chino de respetar, proteger y promover el cumplimiento de los derechos económicos, sociales, culturales, civiles, políticos, ambientales y de los grupos específicos. El hecho de que el país más poblado del mundo, el cual alberga el 20% de la población global, se manifieste en defensa de los derechos humanos, indudablemente impacta de manera positiva.

La publicación del Plan viene a repercutir favorablemente en el plano internacional, pues el discurso de los derechos humanos ha sido empleado como una excusa de las potencias occidentales para intervenir en asuntos domésticos de países de Asia, África y América Latina cuando estos no se apegan a los intereses de los países hegemónicos. En el caso de China, la campaña intervencionista dirigida por Estados Unidos busca explotar mediáticamente la situación de Taiwan, Hong Kong, Xinjiang y el Tíbet, para justificar posibles agresiones disfrazadas de defensa de los derechos humanos. En este sentido, al pronunciarse tajantemente sobre el tema, China evita que la narrativa de los derechos humanos se siga utilizando por parte de los países hegemónicos para atacar infundadamente al país.

El Plan para el periodo 2021-2025 no implica un cambio drástico en la política del Gobierno chino sobre derechos humanos, ya que la eliminación de la pobreza extrema en 2020, la provisión de servicios básicos a la población y los esfuerzos denodados por reducir la contaminación medioambiental, hablan por sí mismos de las acciones que ha llevado adelante China en el cumplimiento de los derechos humanos. Sin embargo, cabe destacar que el desarrollo centrado en las personas, la comunidad de futuro compartido de la humanidad y la intención de participar más en la gobernanza mundial sobre derechos humanos son elementos novedosos que expresan el interés genuino del Gobierno chino en profundizar la atención a este rubro del desarrollo social.

*Ehécatl Lázaro es investigador del Centro Mexicano de Estudios Económicos y Sociales (CEMEES).

Comments are closed.