La misión internacional del Partido Comunista de China

Por ANDREI GUERRERO*
Hace apenas unos días, el Departamento de Publicidad del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) publicó el documento El PCCh: su misión y contribuciones, donde por primera vez se posiciona frente a temas de interés mundial, pues esencialmente aborda, entre otras cuestiones, cuatro aspectos sobre la “contribución a la paz y el desarrollo mundial”. Con ello, el PCCh no solo busca fortalecer sus relaciones públicas, sino generar convenios y alianzas de largo plazo con instituciones y gobiernos de todo el mundo.

En primer lugar, el documento destaca que el PCCh se opone a la hegemonía y a la política de poder, por lo que buscará “salvaguardar la paz mundial” a través del multilateralismo y de diversas propuestas como los cinco principios de coexistencia pacífica, la política exterior independiente de paz y no alineación, la comunidad del destino de la humanidad y la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

En segundo lugar, el PCCh señala que concentrará esfuerzos en “el desarrollo tanto para China como para el mundo” mediante el crecimiento de su economía, así como de sus avances científicos y tecnológicos. Simultáneamente, con base en sus logros y compromisos en materia medio ambiental y en la erradicación de la pobreza, el documento señala que China contribuirá a la cooperación Sur-Sur y al desarrollo humano.

Asimismo, el documento menciona que China seguirá el “camino del desarrollo pacífico” mediante su visión de un mundo en “armonía entre la humanidad y la naturaleza”, así como a través de una perspectiva global sin uniformidad, en coordinación y colaboración internacional con un enfoque moral de bondad y amistad. En este sentido, el documento es enfático al hacer hincapié en que China “nunca buscará adelantar, amenazar, desafiar o reemplazar a ningún otro país, y mucho menos buscar la hegemonía”.

Finalmente, el PCCh propone construir “una comunidad global de futuro compartido”, la cual enaltezca una nueva filosofía que ayude a establecer un sistema y orden internacional más justo y razonable, derivando en “un mundo abierto, inclusivo, limpio y hermoso que disfrute de una paz duradera, seguridad universal y prosperidad común”. Sin embargo, también advierte que la construcción de una comunidad así requiere una participación internacional donde los países antepongan el propósito de un desarrollo integral para la humanidad sobre sus diferencias, conflictos e intereses individuales.

En suma, si el PCCh desea legitimar su misión y contribuciones globales tal y como lo plantea, sus objetivos deberán ser evaluados por la comunidad internacional, pues son aspiraciones que sin duda cambiarán el rumbo del futuro mundial.

No obstante, esa evaluación no será sencilla sin una comprensión detallada del proyecto histórico e ideológico del Partido.

*Andrei Guerrero es coordinador académico del Centro de Estudios China-Baja California en la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Baja California, campus Tijuana.

In Destacadas  

Comments are closed.