OMS aprueba lactancia materna durante infección por COVID-19 y después de vacunación

COPENHAGUE, 4 ago (Xinhua) — El virus que causa la COVID-19 no ha sido detectado en la leche materna y no es necesario interrumpir la lactancia durante la infección por COVID-19 ni después de la vacunación de la madre, dijo hoy miércoles la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El hallazgo más reciente, aunque está basado en un “número limitado de estudios”, ha hecho que la OMS confíe en que las madres pueden seguir amamantando a sus hijos, incluso si la madre desarrolla COVID-19, siempre y cuando tomen las precauciones recomendadas.

“Como madre que amamanté a mis tres hijos, sé de primera mano que la leche materna es una de las mejores fuentes de nutrición para los bebés, incluidos aquellos cuyas madres tienen un contagio confirmado o sospechoso de SARS-CoV-2”, dijo Natasha Azzopardi Muscat, directora de Política Sanitaria de la OMS Europa, en un comunicado de prensa.

“Siempre que una madre contagiada tome las precauciones adecuadas, puede amamantar a su bebé”, señaló.

La guía de precauciones actual de la OMS incluye la práctica de la higiene respiratoria durante la lactancia, que consiste en el uso de una mascarilla o la cobertura de la boca y la nariz, el lavado de manos con agua y jabón durante 20 segundos antes y después de tocar al bebé, y la limpieza y desinfección rutinarias de las superficies que se han tocado.

Además, los estudios también han constatado que vacunar a una madre lactante para protegerla de la COVID-19 no representa ningún riesgo para el bebé lactante.

“Las madres lactantes que han recibido la vacuna contra la COVID-19 tienen anticuerpos en su leche, lo que incluso podría ayudar a proteger a sus bebés del contagio por el virus”, dice el comunicado de prensa.

Los últimos hallazgos se han dado a conocer con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra del 1 al 7 de agosto.
Como parte de la semana, la OMS Europa está pidiendo también a las mujeres lactantes que se vacunen cuando sea su turno y desaconseja a las madres que interrumpan la lactancia materna sólo por una vacunación.

“La lactancia materna es una de las formas más eficaces de garantizar la salud y la supervivencia de los niños, ya que les proporciona anticuerpos y protección”, señala el comunicado de prensa.

En la actualidad, sólo 13 por ciento de los bebés de la Región Europea de la OMS (que comprende 53 países) son alimentados exclusivamente con leche materna durante los seis primeros meses de vida, el porcentaje más bajo de todas las regiones de la OMS. Mientras tanto, sólo un tercio de la población adulta de la región ha completado su vacunación, mientras que la variante Delta se vuelve dominante en la región, de acuerdo con las estadísticas de la OMS Europa.

“Los beneficios de la lactancia materna y el fomento de la interacción entre la madre y el bebé para prevenir contagios y promover la salud y el desarrollo son especialmente importantes cuando los servicios sanitarios y otros servicios comunitarios se ven interrumpidos o limitados a causa de la pandemia”, dijo Muscat.

Comments are closed.