En reunión virtual, celebran vigésima edición del reconocido concurso Puente Chino Universitario

Juan Carlos Aguilar

En una reunión virtual, como exigen los tiempos actuales, se llevó a cabo hoy, 18 de junio, la vigésima edición del concurso “Puente Chino Universitario 2021”, en el que estudiantes mexicanos pusieron a prueba su dominio del idioma chino.

Al evento -que fue organizado por la Embajada de China en México y el Instituto Confucio de la Ciudad de México- asistieron Wu Xiaoyan, encargada de Asuntos de Educación de la Embajada de China en México, y Zhou Lingyan, directora del Instituto Confucio de la Ciudad de México.

Además, entre el selecto grupo de personas que presenciaron la competencia, estuvieron profesores chinos radicados en nuestro país, así como los jueces, entre ellos, Liu Shuangyan, directora de China Hoy Filial Latinoamericana, y la célebre sinóloga Liljana Arsovska.

En esta ocasión, el concurso -que en estas dos décadas se ha convertido en todo un desafío para los jóvenes interesados en la cultura china- convocó a cinco finalistas, cuatro hombres y una mujer, quienes tuvieron que participar en tres rondas diferentes: discurso, preguntas y respuestas, y presentación artística, donde los competidores pudieron recurrir a alguna disciplina (canto, danza, teatro) para mostrar sus conocimientos.

Los concursantes fueron: Eduardo Herrera Pérez, Erick García, Abigail de la Peña, Leonardo Reséndiz Trejo y Diego Beauregard Aguirre.

Tras hora y media de un intenso despliegue de sus conocimientos del idioma y, por supuesto, de la cultura china, la ganadora fue Abigail de la Peña, de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY). El segundo lugar fue para Leonardo Reséndiz Trejo, del Instituto Politécnico Nacional (ESCA), y el tercer lugar para Eduardo Herrera Pérez, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).

El premio: ir a estudiar a China para perfeccionar sus conocimientos y sumergirse con mayor profundidad en el inmenso océano de la cultura del gigante de Asia, lo cual sólo es posible de manera presencial, al recorrer sus calles, comer su comida, y visitar sus recintos milenarios.

Herrera Pérez ganó además el “Premio de Mayor Popularidad”, un reconocimiento que no está vinculado con la puntuación del concursante, sino con los “Me gusta” que recibió en un video que se publicó en la página del Instituto Confucio de la Ciudad de México.

Al cierre del certamen, Wu Xiaoyan mencionó que aprender idiomas –los mexicanos el chino y los chinos el español- permite conformar una sola familia, unir intereses y gustos, por lo que motivó a los estudiantes a seguir aprendiendo más de China, y así construir ese anhelado puente entre ambas culturas.

Comments are closed.