Todavía no hay pruebas que respalden teoría de fuga de COVID-19 de laboratorio de Wuhan, según medio australiano

SÍDNEY, 11 jun (Xinhua) — Los defensores de la teoría de que el virus causante de la COVID-19 se creó en el Instituto de Virología de Wuhan de China y se escapó del mismo, implican que han aparecido nuevas pruebas que la respaldan, pero lo cierto es que no es así, según un artículo publicado en la página web del Partido de los Ciudadanos Australianos.

Los medios portavoces del “Partido de la Guerra” del imperio angloamericano están haciendo todo lo posible por revitalizar la teoría que ha sido repetidamente promocionada en Occidente, y a la que se ha unido Sharri Markson, la presunta reportera de investigación de un periódico australiano, cuyo objetivo es avivar las tensiones con China, en lugar de resolver problemas científicos, según el artículo publicado el 2 de junio.

La “exclusiva” de Markson que apunta a que los oficiales militares y funcionarios de salud pública chinos habían estado trabajando para convertir los coronavirus en armas desde 2015 fue rápidamente desacreditado, incluso por algunos de los mismos “expertos” citados por ella misma, por estar basada en un libro que ha estado disponible gratuitamente en línea durante años, detalló el artículo de Richard Bardon, investigador del Australian Alert Service, la publicación semanal del Partido de los Ciudadanos Australianos.

No se debe permitir que este debate sobre el origen de la COVID-19 se convierta en una actuación repetida contra China, dijo.

Comments are closed.