China refuerza preparación para control de inundaciones

BEIJING, 11 jun (Xinhua) — China ha hecho esfuerzos en la preparación para el control de inundaciones y la ayuda en casos de desastre, a fin de proteger la vida y la propiedad de las personas durante la temporada de crecidas.

Hasta el 6 de junio, el promedio de precipitaciones en todo el país en la temporada de inundaciones, que comenzó el 1 de abril, se situaba en 133,6 mm, un aumento del 2,9 por ciento en comparación con la cifra media del mismo período en años normales, según la oficina de la Oficina Estatal de Control de Inundaciones y Mitigación de la Sequía y el Ministerio de Gestión de Emergencias.

Entre el 1 de abril y el 6 de junio, 122 ríos en 16 regiones de nivel provincial registraron crecidas por encima del nivel de alerta, un aumento del 30 por ciento frente a los años normales. En la actualidad, la mayoría de los principales ríos en el sur del país permanecen en un nivel alto, según las autoridades de conservación de agua.

China ha adoptado una serie de medidas de control de inundaciones y atención de desastres para garantizar la seguridad de la gente y minimizar las pérdidas.

Hasta el 6 de junio, el número de personas afectadas por inundaciones se había reducido un 28 por ciento sobre el número promedio del mismo período en los últimos cinco años, mientras que las pérdidas económicas directas también habían bajado un 39,7 por ciento.

Las autoridades de control de inundaciones y atención de desastres enviaron equipos de trabajo para inspeccionar y guiar los trabajos de preparación para el control de inundaciones, instaron a las autoridades locales a realizar simulacros de emergencias, organizaron ejercicios de capacitación en control de inundaciones y sequías, probaron equipos y desplegaron fuerzas de prevención de inundaciones con anticipación.

El monitoreo estricto de las precipitaciones y los niveles de agua, también ha permitido hacer arreglos específicos para el control de las inundaciones.

Desde mayo, las autoridades han orientado los trabajos relacionados con la prevención de torrentes de montaña y el control de los desbordamientos de ríos pequeños y medianos, en respuesta a los niveles de agua peligrosamente altos de algunos ríos en el sur del país.

En el futuro, las autoridades seguirán apegándose al principio de dar prioridad a la vida de las personas y brindarán apoyo en forma de capital, materiales y tecnología para ayudar al control de inundaciones y a las labores de socorro en casos de desastre.

Comments are closed.