Europa y China deben cooperar más en lucha contra cambio climático, dicen expertos franceses

PARÍS, 17 abr (Xinhua) — China y la Unión Europea (UE), ambas con ambiciosos objetivos en cuanto a la neutralidad de carbono, deben cooperar más en la respuesta al desafío mundial que es el cambio climático, afirmaron expertos franceses sobre la videocumbre del viernes entre el presidente chino, Xi Jinping, su homólogo francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel.

   A lo largo de los últimos cinco años, Europa y China han mostrado su compromiso con el histórico Acuerdo de París en cuanto a reducción de emisiones de CO2, mientras que Estados Unidos se dio de baja del convenio por decisión del expresidente del país Donald Trump, explicó Lyazid Benhami, vicepresidente de la Asociación de Amistad Franco-China, con sede en París.

   “Durante la ‘baja’ de Estados Unidos, la UE y China fueron los motores de la acción climática, y dentro de la UE, el eje franco-alemán es el que impulsa al bloque comunitario. Es por lo tanto positivo que franceses, alemanes y chinos transmitan juntos sus mensajes a la comunidad internacional”, dijo.

   En la videocumbre, los tres líderes llevaron a cabo un intercambio exhaustivo de opiniones sobre la cooperación para hacer frente al cambio climático, las relaciones China-Europa, la colaboración antipandémica y los importantes asuntos internacionales y regionales.

   El presidente chino subrayó que aboga por la construcción de una comunidad de futuro compartido para la humanidad y está listo para potenciar la cooperación en cambio climático con Francia y Alemania.

   Según Benhami, los esfuerzos climáticos en Europa están en marcha desde hace muchos años y la UE se compromete a lograr la neutralidad de carbono para 2050, una nueva “barrera” que se ha propuesto cruzar.

   En lo que respecta a los esfuerzos de China, señaló a Xinhua, “los observadores occidentales han reconocido la importancia de su objetivo de llegar a la neutralidad de carbono para 2060, después de un pico de emisiones alrededor de 2030”.

   Con este compromiso “esencial y ambicioso”, apostilló, “China se plantea a sí misma un enorme desafío”.

   “China -continuó- es el país que está registrando el crecimiento económico más dinámico, aun después del inicio de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, el crecimiento genera emisiones, salvo que se adopten no solo las energías renovables sino también innovaciones tecnológicas muy avanzadas basadas, sobre todo, en la tecnología digital, algo que puede aumentar la eficiencia energética”.

   Son muchos quienes han señalado que China tiene la reputación de cumplir sus objetivos a largo plazo, dijo y aseguró, en este sentido, que no tiene la menor duda de que el país asiático lo logrará.

   Christine Bierre, editora jefe de la revista francesa Nouvelle Solidarite, también consideró que la política de China para lograr la neutralidad de carbono para 2060 es “ambiciosa e importante”.

   A sus ojos, “China tiene la intención de cumplir su promesa a través del progreso científico y técnico y la innovación, lo que le permitirá reducir las emisiones, sin comprometer la transición de toda su población de una sociedad de riqueza media en 2021 a una sociedad plenamente próspera para 2049”.

   “Para este objetivo, China está renovando su parque de carbón para convertirlo en carbón limpio, lidera el desarrollo del automóvil eléctrico, fortalece su participación en la energía nuclear, tanto de fisión como de fusión, y aumenta el uso de energías renovables donde pueden ser útiles como energía auxiliar”, señaló.

   Tras destacar que el cambio climático es un tema mundial que afecta a todos, la investigadora del Instituto Schiller France pidió “una perfecta coordinación” de la comunidad internacional.

   “La salida de los combustibles fósiles no se puede hacer contra la salud y la vida de las personas y si es necesario hacerlo, los países avanzados deben contribuir a la transición de estos países hacia la energía nuclear, el hidrógeno y otras energías limpias”, dijo.

   En opinión de Benhami, dado que Europa y China se han fijado metas ambiciosas en la lucha contra el cambio climático, ambas partes deben cooperar más y encontrar soluciones comunes en esta área.

Comments are closed.