Llama olímpica encenderá sueños de nuevo

XINING, 24 mar (Xinhua) — El relevo de la antorcha de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en 2021 se pondrá en marcha el 25 de marzo.

En conmemoración del robo del fuego al dios griego Zeus por parte de Prometeo, el origen de la llama olímpica se encuentra en la antigua Grecia, cuando se mantenía una hoguera encendida durante la celebración de los antiguos Juegos Olímpicos. El fuego se reintrodujo formalmente en los Juegos Olímpicos de Verano de 1928 en Ámsterdam, y desde entonces forma parte de los Juegos Olímpicos modernos.

En la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de 1984, un hombre del espacio con un jet pack (mochila propulsora) voló en el Memorial Coliseum de Los Ángeles, mostrando una nueva forma de encender la llama olímpica.

Durante los Juegos Olímpicos de 1988 en Seúl, tres personas con diferentes carreras y de diferentes géneros encendieron la antorcha olímpica para representar la equidad de los Juegos.

El campeón olímpico de boxeo Muhammad Ali encendió el pebetero con sus manos temblorosas durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de 1996 en Atlanta, creando uno de los momentos más emotivos y conmovedores de la historia olímpica.

En 2008, luego de atravesar las condiciones meteorológicas más adversas, la antorcha olímpica de Beijing se encendió con éxito en el monte Qomolangma, el pico más alto del mundo. A pesar de los fuertes vientos y las gélidas temperaturas de 30 grados Celsius bajo cero en la cima, la antorcha especial permaneció encendida y brillante. Mientras la llama olímpica se encendía y ardía en la montaña, el mensaje de paz se extendía por todo el mundo.

“Espero que la llama olímpica se convierta en la luz al final del túnel oscuro”, ha dicho en repetidas ocasiones el presidente del COI, Thomas Bach, en un llamado al espíritu deportivo, que es más necesario que nunca para un mundo que enfrenta el desafío de la COVID-19.

Comments are closed.