La supuesta “carta abierta de científicos” ignora los hechos científicos

En días anteriores, el rotativo the Wall Street Journal, un medio estadounidense que por fuerzas de Occidente ha presionado a expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de otras partes del mundo, publicó una carta abierta con los nombres de “26 científicos”. Por un lado, emprende un ataque al grupo de expertos internacionales de la OMS que fue a China, y acusa con calumnias que el grupo de expertos internacionales que originalmente fue a China a realizar un estudio académico sobre trazabilidad no pudo desplegar “independientemente” una investigación “integral y sin restricciones”, y por el otro lado, demanda que se haga una distinción clara de este grupo de expertos y la OMS, y que se despliegue nuevamente una “investigación integral” a China. No obstante la definición que esta carta abierta hace de la supuesta “investigación integral” está repleta de “una presunción de culpabilidad” y de un toque racista. El propósito fundamental es excluir a todos los expertos chinos y permitir totalmente a Occidente “declarar culpable” a China.

El 5 de marzo, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Wang Wenbing, respondió a una pregunta de un medio estadounidense sobre “la carta abierta”. Wang Wenbing ofreció la siguiente respuesta: esta cooperación en trazabilidad del virus fue una labor científica llevada a cabo por el grupo conjunto de expertos chinos y extranjeros sobre la base de estudios científicos y hechos. Los expertos de ambas partes emprendieron intercambios completos y francos, y su conclusión, que reflejó el consenso de ambas partes, es objetivo, científico y autorizado. Estas personas ignoran los hechos científicos, han politizado la cuestión de la trazabilidad, han malinterpretado arbitrariamente la conclusión científica del grupo conjunto, y han instigado una investigación basada en la “presunción de culpabilidad” contra determinados países, lo cual no es propicio para la cooperación internacional contra la pandemia. Al final de cuentas, esta supuesta “carta abierta de los científicos” ofrece una sugerencia y solución con apego a una actitud científica y profesional, o es simplemente una práctica de “presunción de culpabilidad” y politización. Ellos lo saben perfectamente.

Comments are closed.