China anuncia importantes hallazgos en ruinas de Sanxingdui

CHENGDU, 20 mar (Xinhua) — Arqueólogos chinos anunciaron hoy sábado que han hecho importantes descubrimientos en las legendarias ruinas de Sanxingdui, ubicadas en el suroeste del país, los cuales ayudan a arrojar luz sobre el origen unificado y diverso de la civilización china.

   Se han encontrado seis nuevas fosas de sacrificio y desenterrado más de 500 objetos que datan de hace unos 3.000 años en las ruinas, localizadas en la provincia suroccidental de Sichuan, precisó la Administración Nacional de Patrimonio Cultural en la capital provincial, Chengdu.

   Hasta ahora, equipos de arqueólogos han desenterrado varios elementos culturales importantes en cuatro de los pozos de excavación, que incluyen piezas de máscaras de oro, láminas de oro, máscaras y árboles de bronce y una gran cantidad de piezas de marfil. También se encontraron piezas de esculturas de marfil en miniatura, arroz carbonizado y semillas de árboles. El resto de los pozos recién descubiertos aún están en excavación.

   “Sorprendentemente, hemos descubierto algunos artículos de cerámica de bronce nunca antes conocidos”, dijo Lei Yu, del Instituto Provincial de Investigación de Arqueología y Reliquias Culturales de Sichuan. “Por ejemplo, algunos artículos de bronce grandes y delicados tienen diseños de dragones o vacas de aspecto extraño”.

   En otro descubrimiento importante, se desenterraron residuos de seda y productos textiles por primera vez en Sanxingdui, lo que indica que “el antiguo Reino Shu fue uno de los orígenes importantes de la seda en la antigua China”, según Tang Fei, jefe del equipo de excavación y director del instituto.

   Los nuevos pozos se ubican junto a dos pozos de sacrificio descubiertos en 1986. Son rectangulares, con áreas que oscilan entre 3,5 y 19 metros cuadrados. Juntos forman un área en la que la gente de la antigua civilización Shu ofrecía sacrificios al cielo, la tierra y sus antepasados, y oraba por la prosperidad y por la paz.

   Las ruinas de Sanxingdui se consideran uno de los mayores hallazgos arqueológicos de la humanidad en el siglo XX. El sitio fue descubierto accidentalmente por un granjero cuando estaba cavando una zanja en la década de 1920. Con una superficie de 12 km cuadrados, las ruinas se encuentran en la ciudad de Guanghan, a unos 60 km de Chengdu, y se cree que son los restos del Reino Shu, que existió hace al menos 4.800 años y duró más de 2.000 año.

   “Los nuevos descubrimientos enriquecerán y profundizarán nuestra comprensión de la cultura Sanxingdui”, dijo Song Xinchao, subdirector de la Administración Nacional de Patrimonio Cultural.

   Los tipos ancestrales de algunos artículos de bronce desenterrados en Sanxingdui se pueden encontrar en las Llanuras Centrales u otras áreas a lo largo del río Yangtse, lo que es una poderosa evidencia de intercambios frecuentes y del origen unificado y diverso de la civilización china, según investigadores chinos.

   Jay Xu, director del Museo de Arte Asiático de San Francisco, dijo a Xinhua que el arte de cerámica de bronce altamente desarrollado encontrado en Sanxingdui “lo hace sobresaliente entre muchas civilizaciones regionales en China y único entre las civilizaciones antiguas”.

   En 1986 se desenterró una gran cantidad de reliquias únicas en los pozos No. 1 y No. 2, lo que despertó el interés mundial. Hasta ahora se han desenterrado más de 50.000 piezas de reliquias en Sanxingdui.

   Más de 30 instituciones han participado en la última ronda de trabajos de excavación, con el uso de tecnologías modernas y la integración de excavación y preservación.

Comments are closed.