¡Juega y salva la Tierra! Empresa china de videojuegos se une a batalla global contra cambio climático

BEIJING, 19 mar (Xinhua) — De cada tres habitantes de nuestro planeta uno juega videojuegos. ¿Cómo sería si todos los jugadores se reúnen para combatir el cambio climático?

En respuesta, un colectivo de desarrolladores de videojuegos chinos prometen preparar a 110 millones de jugadores del país sobre los desafíos ambientales dentro de los próximos 12 meses.

A principios de este mes, TiMi Studios, filial de Tencent Games, anunció su participación en la Alianza Playing for the Planet (Jugando por el planeta), una iniciativa facilitada por el Programa de las Naciones Unidas del Medio Ambiente (PNUMA).

Se trata de un proyecto en el que se juntan los principales actores de la industria en la defensa del medio ambiente, haciendo compromisos de reducción del carbono, a la vez de promover temáticas sobre la protección de la naturaleza, la conservación de la biodiversidad o el uso de energías renovables, entre otros.

TiMi Studios, al convertirse en la primera empresa china que se incorpora a la Alianza, promete impulsar las acciones a un nivel superior, destacó Luo Shixian, director del Centro de Estudios de la Industria de Videojuegos de Tencent, en una entrevista reciente con Xinhua.

Teniendo en cuenta el tamaño significativo de la población de jugadores en China, así como la popularidad de los juegos operados por TiMi, se espera que su participación en los próximos 12 meses duplique la escala de influencia de la Alianza en 2020, según estimaciones del PNUMA.

“El compromiso de hoy es solo el comienzo”, dijo Colin Yao, vicepresidente de Tencent y presidente de TiMi Studios en un comunicado difundido por la empresa.

El desarrollador de juegos chino espera promover la conciencia de la sostenibilidad entre los jugadores a través del diseño del juego, así como buscar formas de reducir sus huellas de carbono, junto con sus contrapartes globales, dijo.

Con el fin de estimular la creatividad y fomentar la conciencia sostenible entre los desarrolladores de juegos de próxima generación, TiMi también se unió al proyecto “Green Game Jam” de la Alianza, comprometiéndose a alentar a los jóvenes de todo el mundo a crear “propuestas de diseño de juegos ecológicos” y publicar sus trabajos en sus plataformas.

Sam Barratt, jefe de Educación y Juventud del PNUMA y cofundador de la Alianza, dijo que el cambio climático necesita que todos se pongan manos a la obra.

“Nos alientan los compromisos positivos de TiMi Studios, aprovecharán su creatividad y escala para inspirar a las audiencias de todo el mundo a emprender acciones climáticas”, comentó sobre la participación de la firma china.

“Hoy en día, alrededor de una de cada tres personas en todo el mundo juega videojuegos”, dice el video de lanzamiento de la Alianza. Se estima que los jugadores representan una comunidad de 2.600 millones en todo el mundo, de acuerdo con un informe del PNUMA en 2019.

“La industria de los juegos es ahora el medio de entretenimiento más grande de nuestro tiempo”, subrayó Barratt.

Es una misión compartida de los miembros de la Alianza hacer “compromisos voluntarios, específicos, basados en el tiempo y cada vez más ambiciosos” y aprovechar el poder del sector para crear conciencia, educar y activar al público y comenzar a “reconfigurar la industria para alejarla del carbono “, dijo en un mensaje en el informe anual de impacto 2020 de la Alianza.

Los miembros de la Alianza emprendieron más de 45 acciones el año pasado, según el informe de impacto, desde alentar a los constructores de Minecraft a proteger los arrecifes de coral, advertir a los aficionados de Angry Birds sobre el empeoramiento de la deforestación, hasta invitar a los jugadores a recaudar fondos para la conservación de la vida silvestre y usar más. iluminación energéticamente eficiente, para promover la restauración de la naturaleza, las energías renovables y los estilos de vida ecológicos.

JUGADORES CHINOS: UNA COMUNIDAD DESTACADA

Los jugadores de videojuegos en China son una comunidad que no debe ser ignorada, con una población de 665 millones a fines del año pasado, un 3,7 por ciento más que en 2019, mostró un informe en diciembre.

Según el “Informe de la industria de juegos de China 2020” del Comité de Trabajo de Juegos de la Asociación China para la comunicación audiovisual (GPC) y el Instituto de Investigación de la Industria de Juegos de China, la industria ha mantenido una tasa de crecimiento rápida que no se ha visto afectada por la pandemia.

Entre otros, “Honor of Kings (El honor de los Reyes)”, un popular juego MOBA (campo de batalla multijugador en línea) basado en teléfonos inteligentes desarrollado por TiMi Studios, estableció un récord de más de 100 millones de usuarios activos diarios en China y en el extranjero en 2020.

“Es una idea maravillosa y muy plausible insertar contenidos relacionados con el medio ambiente en los videojuegos y personalmente espero que suceda”, comentó sobre la iniciativa “Playing for the Planet” Zhang Hongfa, apodado “Big Xian”, un transmisor en vivo del juego mencionado.

En “Huya”, una de las principales plataformas de transmisión en vivo en China, el millennial con sede en Beijing tiene más de 21 millones de suscriptores que lo ven jugar “Honor of Kings” desde las 19:30 pm hasta la medianoche todos los días.

“Como jugador, creo que el proyecto tendrá un impacto positivo y efectivo porque es parte de la cultura de los jugadores devotos que apreciemos y analicemos los detalles y matices de los juegos que amamos, y cuando nos percatamos del mensaje de concienciación sobre el medio ambiente, habrá discusiones activas y la voz se difundirá más”, dijo a Xinhua.

A medida que más personas se den cuenta de los desafíos a que se enfrenta el planeta, es probable que se tomen más acciones a nivel personal y colectivo, sugirió Zhang.

“Si podemos jugar videojuegos y proteger el medio ambiente al mismo tiempo, será algo significativo y valioso”.

“Los jugadores también son personas. Creo que cuidar el planeta y el medio ambiente es una obligación para toda la humanidad”, dijo el transmisor, y agregó que haría su parte y convocaría a sus numerosos seguidores a participar en las acciones ecológicas.

En un esfuerzo similar, un bosque virtual denominado “Ant Forest” (“el bosque de los hormigas”), establecido en 2016 por Alipay, una plataforma de pago en línea de tercera parte de Alibaba, otra empresa china líder en tecnologías de la información, ha estado animando a los usuarios de su aplicación a reducir las emisiones de carbono, que se contabilizarían y convertirían en virtual “energía verde”.

Cuando se haya ganado suficiente energía para hacer crecer un árbol virtual, la empresa invertirá en los proyectos de reforestación en la realidad.

“Algunos de mis fans han creado un grupo de chat para recordarse voluntariamente que deben jugar el juego de regar el bosque virtual todos los días”, señaló Zhang.

Alipay dijo en un informe reciente que 550 millones de personas, o casi el cuarenta por ciento de la población china, han usado sus teléfonos para plantar árboles en el bosque virtual, lo que equivale a una reducción acumulada de carbono de 11 millones de toneladas. Hasta ahora, se han plantado 122 millones de árboles reales en el noroeste de China, cubriendo un área de 1,68 millones de mu (112.000 hectáreas).

LA EVOLUCIÓN DEL VIDEOJUEGO HACIA EL FUTURO

Desde juegos de consola, juegos de PC, juegos en línea y para teléfonos inteligentes hasta juegos basados en la nube, las tecnologías nuevas y en constante evolución siguen promoviendo la popularización de los videojuegos, y éstos, a su vez, han ayudado a impulsar la industria de TI y han acelerado la aplicación de los últimos avances tecnológicos, puntualizó Luo Shixian.

En 2020, mientras que la COVID-19 ha cobrado un precio doloroso en muchos sectores, la industria del videojuego como una parte vital de la “economía desde el hogar” ha estado floreciendo y contribuyendo al desarrollo continuo de China, sostuvo.

En 2020, el mercado de juegos chino ganó 278.687 millones de yuanes (unos 42.900 millones de dólares) en ingresos reales de ventas, un aumento interanual del 20,71 por ciento.

Con la integración activa del progreso cultural y social, el juego puede proporcionar y ha estado proporcionando nuevas soluciones a problemas prácticos, señaló Luo.

De cara al futuro, los videojuegos evolucionarán gradualmente hacia “las súperrealidades digitales” no solo para brindar opciones de entretenimiento más ricas y diversas, sino también nuevas experiencias, valores y posibilidades en campos variados como la interacción social, la comunicación cultural, la educación, la atención médica, la investigación científica. y protección del medio ambiente, propuso Ma Xiaoyi, vicepresidente sénior de Tencent.

Y uno de los asuntos cruciales que China afronta son los objetivos establecidos para alcanzar las emisiones máximas antes de 2030 y lograr la neutralidad de carbono para 2060.

En el XIV Plan Quinquenal (2021-2025) del país, que fue revisado y aprobado en las “dos sesiones” recientemente concluidas, se formulan metas cuantitativas para reducir el consumo de energía y las emisiones de dióxido de carbono por unidad de PIB en el 13,5 y el 18 por ciento, respectivamente, en pos de un desarrollo verde y bajo en carbono en los próximos cinco años.

“Nuestra participación en la ‘Alianza Jugando por el Planeta’ es una respuesta activa al llamado de la nación a la neutralización de carbono”, dijo Luo a Xinhua.

“Inspirados y motivados por el espíritu de las ‘dos sesiones’ y el XIV plan quinquenal, continuaremos explorando y buscando formas de aplicar la esencia del diseño de juegos para promover la conciencia de la sostenibilidad entre nuestra comunidad de jugadores globales”, agregó.

En la causa nacional de lograr emisiones netas de carbono cero, se espera que las empresas de tecnología desempeñen un papel clave.

La industria del juego está viviendo una era de posibilidades, comentó Luo.
En enero, Tencent anunció su plan de implementación de neutralidad de carbono, proponiendo el uso de tecnologías de inteligencia artificial y computación en la nube para reducir la huella de carbono de la empresa.

Mientras tanto, dentro de la Alianza “Playing for the Planet”, se espera que otros miembros de la industria hagan sus aportes a la causa común.

De acuerdo con el informe anual de la Alianza, Microsoft se ha comprometido a reducir las emisiones de carbono en todos los ámbitos de actividad para convertirse en carbono negativo para 2030.

La compañía dijo que los jugadores están realizando más de 20 millones de acciones en el juego a través de la iniciativa “Construye un mundo mejor” del videojuego popular Minecraft.

Sony Interactive Entertainment, por su parte, se ha comprometido con la eficiencia energética de PlayStation 4 que resultará en alrededor de 30 millones de toneladas de emisiones de carbono equivalente evitadas para 2030.

Así mismo, la empresa dijo que sus próximas consolas PlayStation 5 incluirán la función para suspender el juego con un menor consumo de energía, y el uso de plásticos se reduce sustancialmente en su empaque.

Con la actualización de las tecnologías y la expansión de los volúmenes de usuarios, el sector debería aprovechar la oportunidad de construir una red de cooperación global, para invocar plenamente las tecnologías y capacidades industriales más vanguardistas, subrayó Luo.

Sin embargo, incluso en la encrucijada de oportunidades fascinantes, la industria en su conjunto siempre debe priorizar y mejorar su mecanismo para proteger a los niños y adolescentes de los riesgos de juego nocivos para la salud, advirtió.

Según él, la compañía no escatimará esfuerzos para fortalecer su “sistema de guardianes” que evita que los menores jueguen en exceso o realicen compras en el juego superiores a 400 yuanes (unos 61,55 dólares), y profundizará la colaboración social para mejorar el papel de los videojuegos como “un compañero benévolo” de la juventud.

Comments are closed.