Nuevo plan quinquenal de China ofrece oportunidades a Europa, dice experto alemán

FRÁNCFORT, 12 mar (Xinhua) — El nuevo plan quinquenal de China le da al país más espacio y posibilidades de crecimiento sostenible y también ofrecerá grandes oportunidades a los inversores y empresas europeos, dijo el experto alemán Horst Loechel.

Estableciendo un modesto objetivo de crecimiento económico anual, el 14º Plan Quinquenal (2021-2025) brindará a China “más posibilidades, más espacio y más oportunidades” para el crecimiento sostenible, aseguró el profesor de economía y director del Centro Chino-Alemán de la Escuela de Finanzas y Gestión de Fráncfort.

El nuevo paradigma de desarrollo de “circulación dual”, en el que los mercados nacionales y extranjeros se refuerzan entre sí con el mercado interno como pilar, muestra que China tiene la intención de aumentar el consumo y la autosuficiencia en la alta tecnología, explicó en una entrevista con Xinhua.

El nuevo plan quinquenal, cuyo esquema ha sido aprobado por la Asamblea Popular Nacional, el máximo órgano legislativo de China, aclarará aún más cómo el país implementará la estrategia de “circulación dual” y logrará un desarrollo de alta calidad.

El país asiático ha apuntado a un crecimiento económico de más del 6 por ciento para 2021, ya que la segunda economía más grande del mundo está experimentando cambios fundamentales y su enfoque de desarrollo está cambiando de un crecimiento impulsado por la cantidad a un modelo orientado a la calidad.

Loechel, un observador de China desde hace mucho tiempo, añadió que la búsqueda de China de un desarrollo impulsado por la innovación descrita en el plan “es totalmente correcta”.

Hacer planes de desarrollo cada cinco años hace que sea mucho más predecible para las empresas e inversores extranjeros hacer negocios en China, subrayó.

El experto anotó que espera que Europa y China puedan promover aún más la cooperación en áreas como el consumo de alta calidad, la tecnología y la economía verde.

Por ejemplo, muchas empresas extranjeras “son muy fuertes” en productos y servicios de alta calidad, para los que China tiene una fuerte demanda, desgranó Loechel.

Además, China ya está muy avanzada en áreas como la inteligencia artificial, explicó. “Si las empresas europeas y alemanas cooperan con las empresas chinas en este tipo de áreas, también tendrían algunos beneficios”.

También es “una gran oportunidad” para que Europa coopere con China en finanzas verdes, desarrollo sostenible y producción libre de contaminación, ya que las dos partes “tienen un interés conjunto muy fuerte” en la economía verde, continuó.

“La contaminación no es un problema nacional. Este es en definitiva un problema global”, observó.

Loechel expuso que es optimista sobre el futuro del acuerdo de inversión entre China y la Unión Europea, ya que habrá una “muy, muy buena situación” con la estrategia de “circulación dual” de China.

Los inversores extranjeros tendrán mucho que ganar si aprovechan las oportunidades en el mercado chino, planteó. “La industria alemana, los sindicatos y los empleadores alemanes (estarán) muy felices de tener abundantes negocios con China”.

“Los periodistas alemanes me preguntan muy a menudo: ‘Queremos hablar con usted. ¿Dependemos demasiado de China?’ Creo que esta es una discusión sin sentido”, zanjó Loechel.

Continuó diciendo que “si se hacen negocios, siempre unos dependerán de otros. Y si usted ve más negocios, es mejor a que vea menos, eso significa que más dependencia es mejor que menos”.

Al señalar un volumen “sorprendentemente alto” de exportaciones alemanas en enero impulsado por el comercio con China, el experto hizo ver que “la recuperación en Alemania fue fuerte porque tuvimos un vigoroso comercio con China, porque China tuvo un crecimiento notable”.

Alemania depende mucho de las exportaciones, reconoció. “Eso significa que para nosotros el comercio es muy importante para cualquier desarrollo en este país, especialmente para el empleo”.

Comments are closed.