Región china del Tíbet operará trenes de alta velocidad antes de julio

BEIJING, 7 mar (Xinhua) — La región autónoma del Tíbet, en el suroeste de China, comenzará a operar trenes bala antes del 1 de julio, según fuentes del Grupo Estatal de Ferrocarriles de China.

   Con dicho paso se completará la cobertura de trenes de alta velocidad en todas las regiones de nivel provincial en la parte continental del país, aseguró a Xinhua Lu Dongfu, presidente del grupo y legislador de la Asamblea Popular Nacional (APN), máximo órgano legislativo del país.

   Una línea ferroviaria de 435 kilómetros que conecta con la capital regional, Lhasa, tendrán en operación trenes Fuxing impulsados por combustión interna y electricidad, añadió Lu.

   El ferrocarril que conecta Lhasa con Nyingchi, en el este del Tíbet, comenzó su construcción en 2014 y se trata del primero electrificado en la región.

   Los trabajos de colocación de vías terminaron a finales de 2020 y, según lo programado, debe comenzar sus operaciones en junio de 2021.

   El ferrocarril tiene una velocidad diseñada de 160 kilómetros por hora, según la Corporación de Construcción de Ferrocarriles del Tíbet, una filial del Grupo Estatal de Ferrocarriles de China.

   China cuenta con la mayor red ferroviaria de alta velocidad del mundo y tiene como objetivo ampliar la longitud total en funcionamiento a alrededor de 50.000 kilómetros hacia 2025, frente a los 37.900 kilómetros que existían a finales de 2020, anunció Lu en el marco de la sesión anual de la APN.

   La red ferroviaria de alta velocidad cubrirá el 98 por ciento de las ciudades con una población superior a 500.000 habitantes, añadió el legislador.

   Según Lu, China ha comenzado un proyecto para desarrollar trenes bala Fuxing de mayor velocidad, con el fin de consolidar la ventaja del país en el sector.

   El proyecto de innovación tecnológica CR450 busca desarrollar nuevos modelos de Fuxing que sean más seguros, ecológicos e inteligentes, con una mayor eficiencia energética, detalló.

   Los trenes Fuxing, desarrollados en China, operan en la actualidad a una velocidad entre 160 y 350 kilómetros por hora.

Comments are closed.