Las Dos Sesiones: Nuevo modelo de desarrollo estratégico para China

Por José Ignacio Martínez Cortés*

En la cuarta sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional (ANP) y la cuarta sesión del XIII Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), lo que en China se conoce como las “Dos Sesiones”, China establece las bases para un nuevo modelo de prioridad estratégica en torno a la implementación de la nueva filosofía que impulse a un nuevo paradigma de desarrollo inteligente y ecológico de los sectores relacionados hacia el nivel superior. Además de fortalecer las capacidades científico- tecnológicas y profundizar el proceso de la reforma y la apertura, la estrategia pretende mejorar el entorno empresarial, apuntalar la construcción de la Franja y la Ruta, innovar industrias distintivas con ventajas competitivas, intensificar la transformación ecológica de las industrias y áreas clave, fomentar la producción más limpia y acelerar el desarrollo ecológico con bajas emisiones de carbono.

El nuevo modelo de desarrollo estratégico de China tiene como objetivo establecer un nuevo sistema de economía abierta de alto nivel en los próximos cinco años para el desarrollo económico y social nacional alineado a una serie de objetivos a largo plazo para 2035. En esa línea, China buscará promover la liberalización y facilitación del comercio y la inversión, y fomentar de manera constante la apertura de los sectores financieros, incluyendo a la banca, las bolsas, el seguro y los futuros, según el proyecto dado a conocer el viernes pasado ante la cuarta sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional (APN), el órgano legislativo nacional para su deliberación.

Asimismo, China acelerará la cobertura nacional de las redes de 5G, elevando al 56 % la tasa general de acceso a dicha tecnología de acuerdo a los objetivos de desarrollo económico y social para el año 2035. China promoverá aún más la aplicación del Sistema de Navegación por Satélite BeiDou, así como el desarrollo de alta calidad de industrias pertinentes. Para alcanzar dicho cometido, la autosuficiencia en ciencia y tecnología será un fundamento estratégico, que además promoverá la construcción de una comunidad ciberespacial con un futuro compartido.

Para fortalecer la producción y distribución en su mercado interno, China fomentará la construcción de instalaciones de almacenamiento, logística y cadenas de frío como parte de sus esfuerzos para impulsar el desarrollo de zonas rurales y con ello facilitarles la salida de productos agrícolas y el ingreso de productos industriales. Asimismo, se mejorará la infraestructura de agua, electricidad, carreteras, gas y telecomunicaciones. De igual forma, se invertirá en un vigoroso plan de acción de construcción rural, fijando objetivos para mejorar la infraestructura pública rural y los servicios públicos básicos, así como para promover el consumo rural.

El despegue exitoso que tiene China se deriva del diseño de un proyecto de nación a largo plazo, donde el mercado interno se ha convertido en el puntal de su crecimiento, vinculándose así al nuevo encadenamiento mercantil global. Sin duda, el artífice del poder nacional de China radica en el papel que juega el Estado, que desde el establecimiento de las reformas a fines de los años setenta del siglo XX, ha privilegiado la inversión pública hacia un desarrollo integral.

El nuevo eje rector de China marca un horizonte en torno a la “Circulación Dual” impulsada por el sistema económico del mercado socialista y por el desarrollo social a través de la gobernanza.

Las bases del sistema económico del mercado socialista son:

  1. Desarrollo económico sostenido y saludable sobre la base de una calidad y eficiencia significativamente mejoradas. 2. Pleno potencial de crecimiento, mercado interno y estructura económica más fuertes. 3. Mejora significativa de las capacidades de innovación a través de una mejor base industrial y la modernización de la cadena industrial. 4. Una base agrícola más estable propulsada por el aumento significativo en la coordinación del desarrollo regional urbano y rural. 5. Progreso significativo en la construcción de un sistema económico moderno impulsando nuevos pasos en la reforma y apertura.

Los pilares del desarrollo social son:

1. Mejora del grado de civilización. 2. Consolidación de los valores fundamentales del socialismo en torno a la calidad ideológica, moral, científica y cultural, así como la salud física y mental de la gente. 3. Mejora de los servicios culturales públicos y de la industria cultural. 4. Mejora de la vida espiritual y cultural a través del legado propio.

En este sentido, China busca mejorar la cohesión social a través de una construcción ecológica civilizatoria mediante la optimización del espacio terrestre. Así, se busca impulsar la transformación ecológica mediante una mejor asignación de los recursos energéticos y la disminución de los principales contaminantes en pos de un entorno ecológico más estable que garantice la mejora en los medios de vida y el bienestar de las personas.

El XIV Plan Quinquenal consolidará los “Dos Objetivos del Centenario” alcanzando, por un lado, la construcción de una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos para este año en que se cumple un centenario desde el establecimiento en 1921 del PCCh, y por otro, la construcción de un país socialista moderno que sea próspero, fuerte, democrático, culturalmente avanzado, armonioso y hermoso para el centenario de la República Popular China, que fue fundada en 1949.

El nuevo Plan deberá impulsar un gran paquete de políticas que establezca índices cuantitativos en una serie de áreas: crecimiento económico, protección del medio ambiente, así como programas y proyectos de infraestructura que incidirán en la calidad de vida de los ciudadanos. La “Circulación Dual” será el vector del XIV Plan Quinquenal basado en una nueva solución china para coordinar el desarrollo interno y una mayor apertura en la nueva era. China tiene las condiciones para construir este nuevo modelo de desarrollo, gracias, entre otros factores, al apoyo de su gran mercado interno.

En el máximo órgano legislativo de China se establecen las bases para este año elaborar el XIV Plan Quinquenal, a fin de trazar el esquema con el que se iniciará una nueva etapa para el desarrollo del país y así ir preparándose de cara al segundo centenario.

La directriz será el desarrollo socioeconómico.

*José Ignacio Martínez Cortés es Coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios, y profesor del Centro de Relaciones Internacionales, UNAM.

Comments are closed.