Contribución de vacunas chinas es crucial para respuesta global a COVID-19

GINEBRA, 23 feb (Xinhua) — Las vacunas de China han contribuido de forma crucial a la respuesta mundial a la COVID-19, ya que las dosis destinadas a otros países están marcando la diferencia, afirmó este martes Rasmus Bech Hansen, director de la firma de investigación británica Airfinity.

Hansen, fundador y director ejecutivo de Airfinity, con sede en Londres, dijo a Xinhua en una entrevista en línea que el papel de China en la producción y distribución de vacunas contra la COVID-19 ha sido significativo.

“Como la pandemia está bajo control en China, hay menos presión para retener vacunas nacionalmente. China también está aumentando la producción muy rápido”, aseguró el director ejecutivo.

Los países en desarrollo han tenido problemas al distribuir vacunas debido a su capacidad limitada para almacenar suministros a temperaturas ultrabajas, y justamente una de las ventajas de las soluciones chinas es que requieren menos almacenamiento en frío, dijo Hansen.

“Son más fáciles de distribuir y de almacenar, lo cual juega un papel importante para los países de ingresos medios y bajos, por lo cual espero que esto avance”, dijo.

China se ha comprometido a continuar proporcionando vacunas contra la COVID-19 a otros países, especialmente a aquellos en desarrollo, y reiteró su compromiso de convertirlas en un bien público mundial.

Sin embargo, Hansen enfatizó que todavía existe un enorme desfasaje entre la oferta y la demanda y que la producción debe incrementarse a un mayor ritmo en todo el mundo.

“El cuello de botella se encuentra en la producción. Hay algunos grandes productores, China es uno, India es otro, Estados Unidos, algunos en Europa, pero realmente lo que el mundo necesita es la capacidad de producir a escala de manera más amplia”, afirmó el CEO.

“Básicamente, necesitamos de la disponibilidad de muchas más vacunas. Cualquier vacuna es algo bueno y ayuda a resolver este problema global”.

China ha apoyado a sus empresas en la realización conjunta de investigación y producción de vacunas con socios extranjeros y ya exportó sus inmunizaciones Sinopharm y Sinovac a Emiratos Árabes Unidos, Marruecos, Turquía y Chile.

China firmó un acuerdo con Alianza para la Vacunación (GAVI), uniéndose oficialmente a COVAX a principios de octubre, una iniciativa global que trabaja con Gobiernos y fabricantes para garantizar que las vacunas contra la COVID-19 estén disponibles en todo el mundo para países de ingresos altos y bajos.

“China tiene candidatos que están participando en COVAX y tengo la expectativa de que China entre de lleno como parte de esto, jugando un papel importante. Además, creo que las señales que hemos visto hasta ahora venidas de China reflejadas en la gran cantidad de exportaciones apuntan en la dirección correcta”, dijo Hansen.

Comments are closed.