Conclusiones de los expertos de la OMS sobre la COVID-19 tras su visita de un mes a Wuhan

BEIJING, 24 feb (Xinhua) — Un equipo de expertos liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) terminó su investigación de campo a principios de este mes en la ciudad central china de Wuhan, tras lo cual obtuvieron nuevos conocimientos sobre los orígenes del nuevo coronavirus.

En múltiples ocasiones desde su llegada a Wuhan el 14 de enero, el grupo de expertos, compuestos por 17 científicos internacionales y 17 chinos, han hecho añicos la teoría de las fugas de laboratorio, exigieron enfoques científicos y elogiaron la apertura y la franqueza de China.

La misión fue “exitosa en diversas formas”, dijo Peter Ben Embarek, jefe del equipo de expertos de la OMS en Wuhan, en una conferencia de prensa virtual desde Ginebra el 12 de febrero, al finalizar su viaje.

“Hemos obtenido mucha nueva información acerca de cómo se inició todo”, dijo el científico danés, y señaló que no hubo grandes grupos de infectados con COVID-19 en Wuhan o sus alrededores antes de diciembre de 2019.

Con respecto al trabajo de rastreo del origen del virus, el mercado de mariscos de Huanan en Wuhan puede haber hecho posible que el nuevo coronavirus se propagara, pero eso no significa que el virus se haya originado allí, según Vladimir Dedkov, miembro del equipo de expertos de la OMS.

“No hay evidencia de que el virus se haya originado allí”, pero “hipotéticamente, existen todas las condiciones para la propagación del virus en aquel lugar”, dijo el experto ruso, citado por Sputnik.

Lo más probable es que el virus fuera de origen animal, pero no necesariamente se haya originado en un mercado húmedo de Wuhan, escribió el profesor Dominic Dwyer de la Universidad de Sídney en un artículo para The Conversation, una publicación de noticias y análisis basados en investigaciones.

“Probablemente pasó de los murciélagos a los humanos a través de un animal intermediario que no sabemos cuales es ni dónde se contagió”, dijo el miembro del equipo de expertos de la OMS, y agregó que los especialistas “todavía están trabajando para confirmar la cadena exacta de eventos que llevaron a la actual pandemia”.

Los científicos también han llegado a la conclusión de que era imposible que el virus fuera creado por el hombre, según Liang Wannian, otro miembro del equipo conjunto OMS-China.

“No había ningún nuevo coronavirus en el laboratorio de Wuhan, entonces, ¿cómo podría filtrarse el virus desde allí?”, se preguntó Liang.

El profesor Dwyer se hizo eco de ese punto de vista y dijo que “la opción más políticamente sensible que analizamos fue la de que el virus salió de un laboratorio”.

El Instituto de Virología de Wuhan “está situado un complejo de investigación impresionante y parece funcionar bien, con el debido respeto por la salud del personal”, dijo. “Concluimos que esto era extremadamente improbable”.

El zoólogo británico Peter Daszak, otro miembro del equipo de la OMS, dijo que durante la visita al instituto, los expertos se encontraron con un nivel de apertura que ni él mismo había anticipado, y que la sospecha acerca del origen del virus se había “politizado a escala mundial”.

El enfoque esquemático y científico del estudio bajo la total apertura de China no solo se reflejó en la visita de los expertos al instituto de virología, sino a lo largo de su viaje por Wuhan.

“No puedo enfatizar lo gratificante que ha sido el viaje. Superó todas las expectativas de diversas maneras. Cuando tuvimos discusiones dentro del equipo de expertos, solo argumentaron basándose en datos y documentación”, dijo Thea Kolsen Fischer, también miembro del equipo de la OMS.

El profesor danés de epidemias e infecciones de virus en la Universidad de Copenhague también criticó un informe erróneo publicado por el New York Times (NYT) el 12 de febrero, que acusó a los científicos chinos de negarse a compartir datos importantes sobre la pandemia de COVID-19, citando a investigadores independientes de la OMS.

“Esta NO fue sólo mi propia vivencia o la del equipo. ¡Desarrollamos una buena relación entre el equipo chino y el internacional! Si discutimos acaloradamente es porque aquello refleja un profundo nivel de compromiso en la sala”, explicó en Twitter, argumentando que el informe “tergiversó intencionadamente” los comentarios de los entrevistados y arrojó “dudas sobre importantes trabajos científicos”.

“Tuvimos acceso a nueva información crítica en todo momento. Realmente comprendemos mejor las posibles vías de propagación del virus”, tuiteó Daszak tras ser citado por el NYT.

La parte china otorgó acceso integro a todos los sitios y al personal según lo solicitado. Este nivel de apertura superó nuestras expectativas, dijo Daszak al ser citado por Associated Press.

“Nuestros anfitriones nos preguntaron dónde queríamos ir. Les dimos una lista. Hemos estado en todos los lugares clave, pueden verlo”, dijo.
“Así que este es un conocimiento profundo e intenso de los sitios y las personas que participaron”, dijo Daszak.

“Creo que el resultado de la misión representa una victoria para la comunidad científica internacional. Logramos encontrar una forma de llevar a cabo investigaciones que de otra manera no se hubieran hecho. La politización de los acontecimientos no ha ayudado durante el último año”, aseguró Ben Embarek a la revista Science el 13 de febrero en una entrevista.

Comments are closed.