Jefe de ONU insta a G20 a preparar “Plan Mundial de Vacunación”

NACIONES UNIDAS, 17 feb (Xinhua) — El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, propuso hoy miércoles que el Grupo de los 20 (G20) establezca un grupo de trabajo de emergencia para preparar un “Plan Mundial de Vacunación” contra la COVID-19.

“Nos hemos reunido para crear el mecanismo COVAX, la única herramienta mundial para adquirir y suministrar vacunas a los países de ingresos bajos y medios. COVAX requiere ser financiado en su totalidad. Pero debemos hacer aún más. Nuestros esfuerzos necesitan ser amplios y estar bien coordinados en todas partes”, dijo Guterres.

El mundo necesita urgentemente un Plan Mundial de Vacunación que reúna a todos los que tienen el poder, la experiencia científica, así como las capacidades de producción y financieras que se requieren, dijo en un debate abierto del Consejo de Seguridad sobre el tema “garantizar el acceso equitativo a las vacunas contra la COVID-19 en contextos afectados por el conflicto y la inseguridad”

“Estoy convencido de que el G20 está bien posicionado para establecer un grupo de trabajo de emergencia para preparar ese Plan Mundial de Vacunación y coordinar su implementación y financiamiento”, dijo Guterres.

Este grupo de trabajo debe incluir a todos los países capaces de desarrollar vacunas o de producirlas si las licencias están disponibles, junto con organizaciones mundiales de vacunación, otras organizaciones técnicas pertinentes e instituciones financieras internacionales. El grupo de trabajo tendrá la capacidad de movilizar a las empresas farmacéuticas y a los principales actores de la industria y la logística, dijo.

“Estoy dispuesto a impulsar al sistema entero de las Naciones Unidas en apoyo a este esfuerzo. La reunión del G7 (Grupo de los Siete) de esta semana puede crear el impulso necesario para movilizar los recursos financieros necesarios”, dijo el jefe de la ONU.

La COVID-19 continúa su despiadada marcha por el mundo, destrozando vidas, destruyendo economías y socavando los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La pandemia está exacerbando todos los factores que impulsan la inestabilidad, dijo.

“Derrotar a la COVID-19, ahora que hemos empezado a tener la capacidad científica para hacerlo, es más importante que nunca. El despliegue de las vacunas contra la COVID-19 está generando esperanza. En este momento crítico, la equidad sobre las vacunas es la mayor prueba moral que enfrenta la comunidad mundial. Debemos garantizar que todos, en todas partes, puedan ser vacunados lo antes posible”.

Sin embargo, los avances en la vacunación han sido extremadamente desiguales e injustos. Sólo 10 países han administrado el 75 por ciento de todas las vacunas contra la COVID-19. Mientras tanto, más de 130 países no han recibido ni una sola dosis. Los afectados por conflictos e inseguridad enfrentan el riesgo particular de quedar rezagados, advirtió.

“Cuando la pandemia golpea, sólo estamos a salvo si todos están a salvo”, dijo Guterres.

Si se permite que el virus se propague como un incendio forestal en el Sur Global, o en partes de él, mutará una y otra vez. Las nuevas variantes podrían ser más transmisibles, más mortales y, potencialmente, amenazar la efectividad de las vacunas y de los diagnósticos actuales. Esto puede prolongar la pandemia significativamente, permitiendo que el virus vuelva a afectar al Norte Global. Y también retrasará la recuperación económica mundial, advirtió.

“Juntos podemos garantizar un suministro suficiente, una distribución justa y la confianza en las vacunas. Podemos derrotar a esta enfermedad. Podemos hacer que nuestras economías vuelvan a funcionar. Estoy convencido de que es posible. Hagámoslo realidad, juntos”, dijo el jefe de la ONU.

ZAATARI, 16 febrero, 2021 (Xinhua) — Imagen del 15 de febrero de 2021 de un refugiado sirio recibiendo una dosis de una vacuna contra la COVID-19, en un centro médico en un campamento de refugiados, en Zaatari, Jordania. (Xinhua/Mohammad Abu Ghosh)

Comments are closed.