Xi Jinping y Biden hablan por teléfono

BEIJING, 11 feb (Xinhua) — El presidente de China, Xi Jinping, recibió hoy jueves por la mañana una llamada telefónica de su homólogo estadounidense, Joseph R. Biden, con motivo del Año Nuevo Lunar chino.

Los dos mandatarios se desearon buena suerte de forma mutua para el Año del Buey e intercambiaron a fondo puntos de vista sobre los lazos China-EE. UU. y los principales asuntos internacionales y regionales.

Biden envió felicitaciones al pueblo chino por la Fiesta de la Primavera y le deseó un feliz y próspero Año Nuevo.

Xi, por su parte, felicitó, una vez más, a Biden por asumir el cargo de presidente de Estados Unidos y deseó a los pueblos chino y estadounidense un feliz y auspicioso Año del Buey.

Xi señaló que la restauración y el crecimiento de los lazos China-EE. UU. ha sido el acontecimiento más importante de las relaciones internacionales durante el último medio siglo y más.

A pesar de varios altibajos, agregó, la relación bilateral, en general, ha seguido avanzando y, además de reportar enormes beneficios a los pueblos de China y EE. UU., ha contribuido al mismo tiempo a la paz, la estabilidad y la prosperidad mundiales.

Según enfatizó, China y EE. UU. consiguen ganancias a través de la cooperación y se ven dañados por la confrontación, por lo que la cooperación es la única elección correcta de ambas partes.

A su juicio, China y EE. UU., cuando trabajan juntos, pueden contribuir mucho al bien de ambos países y del mundo en su conjunto. No obstante, el enfrentamiento entre ellos definitivamente será desastroso para ambos países y para el mundo.

Tras recalcar que la relación China-EE. UU. se encuentra actualmente en una coyuntura importante, Xi aseguró que ambos pueblos y la comunidad internacional desean presenciar el desarrollo sólido y estable de dichos lazos.

“Usted ha dicho que Estados Unidos se puede definir en una palabra: posibilidades. Esperamos por eso que las posibilidades apunten ahora hacia una mejora de las relaciones entre China y EE. UU.”, dijo Xi a Biden.

Los dos países, sugirió, deben hacer esfuerzos conjuntos en la misma dirección, acatar el espíritu del no conflicto, la no confrontación, el respeto mutuo y la cooperación mutuamente beneficiosa, centrarse en la cooperación, gestionar sus diferencias y trabajar por el desarrollo sólido y estable de las relaciones chino-estadounidenses.

De esta manera, continuó Xi, pueden brindar beneficios más tangibles a la gente de ambos países y realizar su debida contribución a la lucha contra la pandemia de COVID-19, promoviendo la recuperación de la economía mundial y manteniendo la paz y la estabilidad regionales.

A ojos del mandatario chino, si bien las dos partes pueden diferenciar en opiniones respecto a algunos temas, es crucial mostrar respeto mutuo, tratarse como iguales y gestionar, de forma adecuada y constructiva, sus diferencias.

Los departamentos de asuntos exteriores de ambos países pueden comunicarse a fondo sobre una amplia gama de cuestiones en la relación bilateral, así como los principales temas internacionales y regionales, en tanto que las autoridades económicas, financieras, policiales y militares de China y EE. UU. también pueden llevar a cabo más contactos, puntualizó Xi.

China y EE. UU. deben restablecer diversos mecanismos de diálogo para entender, de manera precisa, las intenciones políticas del otro y evitar malentendidos y errores de cálculo, dijo Xi, y subrayó que es importante gestionar las diferencias cuando existan y buscar juntos la cooperación donde sea deseable.

La cuestión de Taiwan y los temas relacionados con Hong Kong y Xinjiang, entre otros, son asuntos internos de China y conciernen a la soberanía e integridad territorial del país asiático, ante lo cual la parte estadounidense debe respetar los intereses fundamentales de China y actuar con prudencia, enfatizó Xi.

De cara a una situación internacional sumamente incierta, señaló Xi, China y EE. UU. asumen responsabilidades y obligaciones internacionales especiales como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Las dos partes, añadió, deben actuar para adaptarse a la tendencia mundial, salvaguardar juntas la paz y la estabilidad de la región de Asia y el Pacífico, y hacer contribuciones históricas para promover la paz y el desarrollo del mundo.

Según remarcó Biden, China tiene una larga historia y una gran cultura, y el pueblo chino también es un gran pueblo.

EE. UU. y China deben evitar conflictos y pueden trabajar juntos en torno al cambio climático y muchos otros temas, añadió.

La parte estadounidense, continuó, está preparada para tener un diálogo franco y constructivo con la parte china bajo el espíritu de respeto mutuo, mejorar así el entendimiento mutuo y evitar malentendidos y errores de cálculo.

Xi y Biden coincidieron en que su conversación telefónica de hoy enviará una señal positiva al mundo.

Ambos acordaron que las dos partes mantendrán una comunicación estrecha sobre las relaciones China-EE. UU. y asuntos de interés mutuo.

Comments are closed.