Vacunas seguras y efectivas desarrolladas por China contribuyen a la lucha global contra la COVID-19, según científico

BEIJING, 9 feb (Xinhua) — A medida que los programas de inoculación de las vacunas contra la COVID-19 están en pleno desarrollo en todo el mundo, la seguridad, la eficacia y la accesibilidad de las vacunas desarrolladas por China han ganado el reconocimiento de muchos países, afirmó un reconocido científico chino.

Desarrollar la inmunidad global a través de las vacunaciones requiere esfuerzos concertados de todos los países, y las empresas chinas están cumpliendo con sus obligaciones de impulsar la distribución equitativa de las vacunas, dijo Yang Xiaoming, jefe científico del proyecto nacional de vacunas de China llamado “Programa 863”, en una entrevista reciente con Xinhua.

Dado que toda la población mundial es susceptible al nuevo coronavirus, la pandemia solo se puede contener mediante los esfuerzos colectivos de inmunización, medidas de salud preventivas y administración comunitaria de todos los países, aseveró el también presidente del Grupo Biotecnológico Nacional de China de Sinopharm.

China ha decidido proporcionar 10 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19 a la iniciativa COVAX de la Organización Mundial de la Salud para satisfacer las necesidades urgentes de los países en desarrollo, un paso concreto para cumplir la promesa de hacer de las vacunas un bien público mundial, destacó el especialista chino.

Más de 10 países y regiones, incluidos Hungría, Seychelles, Pakistán y Marruecos, han ratificado el uso de emergencia de la vacuna inactivada de Sinopharm, que también se registró oficialmente en los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin y obtuvo una autorización de comercialización condicional en China.

Actualmente, la mayoría de las vacunas contra la COVID-19 de Sinopharm que se exportan están destinadas a países emergentes, los cuales tienen poca capacidad para desarrollarlas o producirlas, pero una gran necesidad de recibirlas, dijo Yang, quien, a su vez, enfatizó que las empresas chinas están haciendo su parte para promover la distribución justa de las vacunas.

En comparación con los países desarrollados, los países en desarrollo y subdesarrollados tienen una capacidad muy limitada de adquisición y pago, así como instalaciones inadecuadas para almacenar y transportar las vacunas.

Las vacunas chinas de bajo costo se pueden almacenar y transportar bajo una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados, lo cual hace al fácil almacenamiento y transporte ya que no requiere de un sistema de cadena de frío, por lo cual las vacunas chinas son más accesibles y adecuadas para frenar mejor la propagación de la COVID-19 en los paises emergentes, dijo Yang.

Según Yang, las vacunas chinas, incluidas las inactivadas, son precursoras en la investigación y el desarrollo global de vacunas, lo cual demuestra que la capacidad general de la investigación y el desarrollo de la industria fabricante de vacunas china, así como su equipo de procesamiento y supervisión, han mejorado significativamente durante las últimas cuatro décadas desde la reforma y apertura de China.

“Ahora nuestro camino de investigación y producción de vacunas inactivadas es completamente diferente de lo que era hace décadas, tras conseguir notables progresos en la tecnología y el proceso de producción”, acotó Yang.

Con la adopción de técnicas avanzadas de cultivo y purificación de células, la vacuna contra la COVID-19 de Sinopharm ha logrado una alta eficiencia de producción y sus indicadores de control de calidad han alcanzado un nivel internacional avanzado, abundó el experto.

Las compañías farmacéuticas chinas están trabajando el día entero para aumentar la producción y garantizar la entrega oportuna de las vacunas a los países que las necesitan con urgencia, ante lo cual se espera que Sinopharm produzca más de 1.000 millones de dosis este año, afirmó Yang.

“Para una empresa, lo que puede contribuir a la distribución equitativa de las vacunas en todo el mundo es producir más vacunas de alta calidad con mayor rapidez y cumplir con los estándares de seguridad”, concluyó el entrevistado.

(210206) — BEIJING, 6 febrero, 2021 (Xinhua) — Imagen del 23 de diciembre de 2020 de una trabajadora de Sinovac Biotech, una compañía biofarmacéutica china, mostrando una dosis de la vacuna inactivada contra la COVID-19 en un envase de Schering, en Beijing, capital de China. La Administración Nacional de Productos Médicos de China otorgó el viernes la aprobación condicional de mercado a CoronaVac, una vacuna inactivada contra la COVID-19 desarrollada por Sinovac Biotech, anunció el sábado la compañía. (Xinhua/Zhang Yuwei) (rtg) (ra) (da) (ce)

Comments are closed.