Publican resultados de estudio conjunto OMS-China en Wuhan

WUHAN, 9 feb (Xinhua) — Expertos chinos y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han completado su trabajo en Wuhan, que forma parte de la investigación científica mundial sobre el origen del nuevo coronavirus, según una conferencia de prensa conjunta de la OMS y China.

Entre los resultados del estudio conjunto se encuentra que un coronavirus con gran similitud con el nuevo coronavirus en las secuencias genéticas aparece en murciélagos y pangolines. Pero la similitud no es suficiente para convertirlo en un ancestro directo del nuevo coronavirus. Los murciélagos, los pangolines, las comadrejas, los gatos y otras especies podrían ser potenciales huéspedes naturales, indicaron los expertos que asistieron a la rueda de prensa celebrada hoy martes en Wuhan, capital de la provincia central china de Hubei.

El virus fue hallado en las pruebas ambientales en el mercado de mariscos Huanan después de su cierre, especialmente en sus puestos de productos acuáticos. El coronavirus en el mercado podría haberse introducido a través de canales como personas contagiadas, productos contaminados de la cadena de frío y productos animales, pero aún es incierto.

En las pruebas a gran escala de productos animales en el mercado no se produjeron resultados positivos. No se detectó al nuevo coronavirus en muestras de murciélagos en la provincia de Hubei ni en grandes cantidades de ganado, aves de corral y animales silvestres en toda China.

En diciembre de 2019, el nuevo coronavirus se extendió entre las personas a cierta escala en Wuhan, y la mayoría de los casos ocurrieron en la segunda mitad del mes. Un estudio sobre los primeros mostró que, al igual que había casos de nuevo coronavirus en el mercado, también los había en otras zonas de Wuhan de manera simultánea.

Los expertos identificaron cuatro hipótesis sobre el origen de la transmisión del nuevo coronavirus a la población humana, entre las que se encuentran la propagación zoonótica directa, los alimentos de la cadena de frío, especies huéspedes intermediarias y un incidente relacionado con un laboratorio.

El estudio conjunto señaló que un incidente de laboratorio es “extremadamente improbable” como la causa de la COVID-19.
Indicó que la introducción a través de especies huéspedes intermediarias es vía “más probable”.

La transmisión directa o la introducción a través de alimentos de la cadena de frío también son probables.

Un repentino brote del nuevo coronavirus ocurrió en Wuhan a finales de 2019. China emprendió una acción rápida, difundió activamente información sobre la epidemia y adoptó las medidas de prevención y de control más amplias y estrictas, logrando resultados notables.

A partir de un acuerdo entre China y la OMS en julio de 2020, un equipo internacional de expertos de la OMS llegó a Wuhan el 14 de enero. Formaron un organismo conjunto con expertos chinos para la sección china del estudio global sobre los orígenes del nuevo coronavirus.

El equipo estudió una gran cantidad de datos relacionados con la epidemia y visitó nueve instalaciones, entre ellas el Hospital Jinyintan de Wuhan, el mercado de mariscos Huanan y el Instituto de Virología de Wuhan adscrito a la Academia de Ciencias de China. El equipo realizó amplios intercambios con trabajadores médicos, investigadores de laboratorio, científicos y administradores de mercado locales. También entrevistaron a trabajadores sociales, trabajadores comunitarios, residentes, pacientes recuperados y familiares de trabajadores médicos que perdieron la vida en la epidemia.

(210107) — WUHAN, 7 enero, 2021 (Xinhua) — Un empleado rocía desinfectante en un paquete de alimentos importados de la cadena de frío en un centro regional de cadena de frío en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, en el centro de China, el 7 de enero de 2021. (Xinhua/Xiong Qi) (ah) (da) (vf)

Comments are closed.