Chile inocula a adultos mayores de 90 años con vacuna china CoronaVac contra COVID-19

SANTIAGO, 3 feb (Xinhua) — Algunos adultos mayores esperan sentados, mientras otros aguardan en un área especial reservada para los recién vacunados. Aunque todos tienen más de 90 años, sus expectativas son joviales, puesto que forman parte del inicio del plan de vacunación masiva contra la COVID-19 en Chile con la vacuna china CoronaVac.

Desde las 09:00 (hora local) del miércoles, decenas de nonagenarios, e incluso algunos con más de un siglo vivido, dejaron el encierro por la pandemia para arribar a la sede de Manuel Montt de la Universidad Mayor, uno de los vacunatorios en la comuna capitalina de Providencia.

En el local de Providencia, los adultos mayores, tras ser vacunados con la CoronaVac, desarrollada por la farmacéutica china Sinovac, obtuvieron una tarjeta que acredita su inoculación y que deberán portar 28 días después, cuando se acerquen al mismo lugar para recibir la segunda dosis requerida.

Antes de marcharse, los vacunados esperan en una zona especial unos 15 minutos donde les monitorean posibles efectos adversos, aunque nadie manifestó incomodidad sino, más bien, felicidad y esperanza.

Hortensia Penjean, de 97 años de edad, señaló a Xinhua que se sintió bien luego de recibir la vacuna. También manifestó su confianza por las dosis y llamó al resto de la población a vacunarse. “¡Hay que vacunarse, sí!”, exhortó.

Esta idea también la compartió Elsa Correa, de 94 años, quien aseveró a Xinhua que no tuvo ningún problema tras ser vacunada
“Esperamos que todo el mundo pueda vivir un poquito más, a pesar de todas las fatalidades de la vida”, reflexionó y subrayó que recomendará a todos sus familiares que se vacunen.

Nathanael Yáñez, después de vacunarse, dijo a Xinhua que no sintió ningún efecto por lo menos hasta dejar el recinto. En su opinión, la disponibilidad y la efectividad de la vacuna china la convierte en el pilar del plan de vacunación masiva de Chile.

Los adultos mayores eran acompañados por un familiar cercano, quienes los ayudaron a participar en este proceso calificado de “histórico” por el Gobierno chileno.

Clara Santibáñez cumplió 100 años en agosto pasado. Su nieta María Elena Sánchez la estaba acompañando en el vacunatorio. “Creemos en la ciencia, creemos en las vacunas”, manifestó Sánchez a Xinhua, y añadió que está esperando la fecha que le corresponde para recibir la vacunación.

En tanto, Rolando Soto, adulto mayor que se vacunó en el centro de Santiago explicó a la prensa que la dosis le da una “gran tranquilidad” y remarcó que le tiene “mucha fe a las vacunas”.

Para Soto, las vacunas han evolucionado en el tiempo y han salvado muchas vidas. “No hay una razón específica que diga no me quiero vacunar, es falta de información”, puntualizó.

Los entrevistados coincidieron en que la vacuna sí ayuda a luchar contra la pandemia de COVID-19, mientras tanto el autocuidado sigue siendo muy importante, y los adultos mayores deben evitar salir con frecuencia.

El plan continuará mañana jueves con la vacunación de las personas de 89, 88 y 87 años, y así avanzarán paulatinamente.

Además, los trabajadores esenciales y los funcionarios de la salud también se vacunarán como grupos prioritarios.

El Gobierno chileno espera vacunar a cinco millones de personas durante el primer trimestre de 2021, para conseguir 15 millones de inoculados a mediados del año en curso.

Chile está viviendo un aumento de casos en medio de su periodo estival con 736.645 contagios totales y 18.576 fallecidos, según informó el miércoles el Ministerio de Salud.

Dos cargamentos de vacunas de Sinovac, con un total de casi cuatro millones de dosis, arribaron al país sudamericano el 28 y el 31 de enero, respectivamente, y seguirán llegando de forma paulatina en el futuro.

Comments are closed.