ESPECIAL: Respuesta global a las vacunas contra la COVID-19 desarrolladas por China

BEIJING, 26 ene (Xinhua) — Con el compromiso de hacer que las vacunas contra la COVID-19 sean bienes públicos accesibles y asequibles para todos, China ha desarrollado varias que han comenzado ya a usarse en varios países del mundo.

Estas son las reacciones más recientes a las vacunas desarrolladas en China:
— Turquía recibió el lunes 6,5 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19 producida por la biofarmacéutica china Sinovac.

Este último cargamento era parte del segundo envío planificado de 10 millones de dosis, dijo el ministro de Salud turco, Fahrettin Koca.
El país recibió el primer lote de 3 millones de dosis a finales de diciembre de 2020 e inició la campaña de vacunación masiva el 14 de enero.

— Egipto comenzó el domingo a vacunar al personal médico con la vacuna de la compañía china Sinopharm en un hospital en la provincia nororiental de Ismailia, anunció la ministra de Salud egipcia, Hala Zayed.
Resaltó que los ensayos clínicos han demostrado que la vacuna de Sinopharm es segura y altamente eficaz en la prevención de la COVID-19, sobre todo en la prevención del contagio de la enfermedad “con síntomas graves”.

Egipto recibió el 10 de diciembre pasado el primer lote de la vacuna de la firma china, que obtuvo la licencia oficial para uso de emergencia días después el mismo mes.

— Marruecos aprobó la semana pasada el uso de emergencia de la vacuna de Sinopharm, anunció el Ministerio de Salud en un comunicado.

“La vacuna cumple con todos los requisitos de calidad, eficacia y seguridad, y no presenta ningún efecto secundario potencial”, afirmó.
El primer lote de vacunas contra el coronavirus desarrolladas por Sinopharm llegará a Marruecos a finales de este mes, según la cartera.

— El Instituto de Salud Pública (ISP) de Chile aprobó la semana pasada el uso de emergencia de la vacuna desarrollada por Sinovac.

“Obtuvimos muy buenos resultados con respecto a la calidad de fabricación y de las cepas que se están desarrollando en la fabricación de esta vacuna. Estamos aprobando una vacuna segura y eficaz para la población”, dijo Heriberto García, director en funciones del ISP.

La vacuna china se ha probado desde finales de 2020 en voluntarios que participan en la fase 3 de un ensayo clínico realizado por el Instituto de Inmunoterapia e Inmunología de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

— La Agencia Reguladora de Salud de Brasil (Anvisa) aprobó la semana pasada por unanimidad el uso de emergencia de otras 4,8 millones de dosis de la vacuna CoronaVac contra la COVID-19.

La solicitud fue realizada por el Instituto Butantan con sede en Sao Paulo el 18 de enero, un día después de que Anvisa autorizara el uso del primer lote de 6 millones de dosis de CoronaVac, que inició un proceso de vacunación contra la COVID-19 en todo el país.

La vacuna es desarrollada por Sinovac Biotech de China en asociación con el Instituto Butantan. Anvisa dijo que considera a CoronaVac una “vacuna segura, de calidad y eficaz”, señalando que su aplicación en la primera semana de inmunización no ha presentado ningún problema.

— Las autoridades sanitarias serbias aprobaron la semana pasada el uso de la vacuna de Sinopharm contra la COVID-19, dos días después de que se importara un millón de dosis de China, lo que permitió al país comenzar con la inmunización masiva de su población.

“La agencia y sus empleados evaluaron la documentación necesaria y la evidencia científica de una manera altamente profesional y minuciosa de acuerdo con todos los estándares de la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud, lo que confirmó la calidad, eficiencia y sobre todo la seguridad de la vacuna china”, sostuvo a la prensa Pavle Zelic, un funcionario de la Agencia de Medicamentos y Dispositivos Médicos de Serbia.

— Los funcionarios de salud de primera línea de Azerbaiyán tomaron la semana pasada sus primeras inoculaciones de una vacuna fabricada por la empresa china Sinovac Biotech, lo que marcó el comienzo de la vacunación masiva contra la COVID-19 en el país.

Los especialistas decidieron que “la mejor vacuna para Azerbaiyán es la de la empresa Sinovac”, ya que ha pasado pruebas clínicas en muchos países, señaló el ministro de Salud de Azerbaiyán, Ogtay Shiraliyev.

Azerbaiyán compró 4 millones de dosis de la vacuna Sinovac, cuyo primer lote se ha entregado recientemente al país.

— En un discurso público grabado que se transmitió a principios de este mes, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, defendió la compra de las vacunas desarrolladas por los fabricantes chinos, argumentando que las dosis son “seguras, eficaces y fuertes”.

El portavoz presidencial, Harry Roque, se hizo eco de la declaración de Duterte y agregó que también prefiere las vacunas de las empresas chinas Sinovac y Sinopharm.

Filipinas ha obtenido 25 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19 desarrolladas por Sinovac Biotech, y se espera que las primeras 50.000 dosis lleguen en febrero. El resto de las vacunas se entregarán en tramos desde marzo hasta diciembre de este año.

— La Autoridad Reguladora de Medicamentos de Pakistán (DRAP, siglas en inglés) aprobó la semana pasada una vacuna de Sinopharm para uso de emergencia en medio de los crecientes casos de COVID-19 en el país.

Una información del DRAP en su sitio web oficial decía que Sinopharm, una de las dos vacunas aprobadas por la autoridad, recibió autorización de uso de emergencia después de evaluar su seguridad y calidad.

— El programa nacional de vacunación de Indonesia comenzó después de que el presidente Joko Widodo recibiera la primera inyección de la vacuna de la COVID-19 desarrollada por Sinovac Biotech el 13 de enero.

En diciembre de 2020, el Gobierno de Indonesia anunció que ordenó 3 millones de dosis de la vacuna Sinovac y 100.000 dosis de la vacuna Cansino, ambas de China.

— Se espera que Tailandia compre 2 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por Sinovac Biotech, comunicó la Organización Mundial de la Salud en Tailandia a principios de este mes.

El Ministerio de Salud Pública de Tailandia espera que el primer lote de 200.000 dosis llegue al país a finales de febrero, el segundo lote de 800.000 dosis arribe a finales de marzo, mientras que el millón de dosis restante se entregue a finales de abril.

Comments are closed.