China insta a Reino Unido a abandonar mentalidad colonial en cuestiones de Hong Kong

BEIJING, 7 ene (Xinhua) — China instó hoy jueves a Reino Unido a abandonar su ilusión de una influencia colonial continua en Hong Kong y a dejar de interferir en los asuntos internos de China.

El secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, dijo el miércoles que los arrestos de políticos y activistas en Hong Kong eran “un grave ataque a los derechos y libertades de Hong Kong” protegidos por la Declaración Conjunta Chino-Británica.

En respuesta, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Hua Chunying dijo en una rueda de prensa que el núcleo de la Declaración Conjunta es la reanudación del ejercicio de la soberanía de China sobre Hong Kong, que no otorga a Reino Unido el derecho a interferir en los asuntos de Hong Kong.

“Desde el regreso de Hong Kong, el Gobierno chino ha gobernado Hong Kong sobre la base de la Constitución de la República Popular China y de la Ley Básica de la Región Administrativa Especial de Hong Kong, no de la Declaración Conjunta”, dijo Hua.

Hua indicó que esas personas fueron arrestadas bajo sospecha de haber cometido delitos, incluida la subversión, según la ley de seguridad nacional en Hong Kong.

“Apoyamos firmemente a la policía de Hong Kong en el desempeño de sus funciones de acuerdo con las leyes para salvaguardar la seguridad nacional y la seguridad y la estabilidad de Hong Kong”, dijo.

Hua indicó que después del regreso de Hong Kong, es un hecho innegable que los residentes de Hong Kong han disfrutado de derechos y libertades democráticos sin precedentes con la implementación de los principios de “un país con dos sistemas”, “la administración de Hong Kong por los hongkoneses” y un alto grado de autonomía para la región.

Por el contrario, el Gobierno británico se reservó el derecho a no aplicar las disposiciones relacionadas con las elecciones periódicas a Hong Kong cuando ratificó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos en 1976. Tanto la Ordenanza de Orden Público como la Ordenanza de Sociedades durante el Gobierno británico impusieron restricciones draconianas a la reunión, procesión y asociación en Hong Kong, señaló Hua.

Al subrayar que los asuntos de Hong Kong son exclusivamente asuntos internos de China, Hua instó a la parte británica a descartar su mentalidad colonial, a abandonar su hipocresía y su doble moral, a respetar seriamente la soberanía de China y a dejar de interferir inmediatamente en los asuntos de Hong Kong en cualquier forma.

Comments are closed.