Comunidad de futuro compartido para la humanidad puede proporcionar soluciones a desafíos globales, afirma experto chino

BEIJING, 6 ene (Xinhua) — La construcción de una comunidad de futuro compartido para la humanidad proporcionará soluciones de gobernanza global para enfrentar los desafíos producidos por los cambios que está viviendo el mundo, señaló Yuan Peng, director del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China.

“Cambio” se convertirá en la palabra clave de la comunidad internacional en 2021, dijo a Xinhua en una entrevista reciente Yuan, quien considera que las transformaciones se verán en varias regiones y países.

EE. UU. pasará de la política de “Estados Unidos Primero” a la de “recuperar el liderazgo internacional”. Los cambios en Europa se reflejarán en los cambios simultáneos en las relaciones entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido, así como del bloque europeo con EE. UU., Rusia y China. Japón, por su parte, también está buscando cambios en la era posterior a Abe, analizó Yuan.

Al mismo tiempo China entra también en un año importante.

En 2021 se cumple el centenario de la fundación del Partido Comunista de China (PCCh), se inicia la implementación del XIV Plan Quinquenal (2021-2025) para el Desarrollo Económico y Social y comienzan los Objetivos a Largo Plazo para 2035.

Yuan cree que durante 2020 China avanzó en sus estrategias internas y externas, con nuevos patrones de desarrollo y continuidad de la apertura.
El 30 de diciembre del año que se acaba de cerrar, China y la UE completaron, según lo programado, las negociaciones de su acuerdo de inversión.

El resultado, alcanzado tras 35 rondas de negociaciones durante siete años, es un hito en las relaciones entre el bloque europeo y el país asiático, e inyectará nueva vitalidad a la economía mundial, golpeada por la pandemia, afirmaron expertos, funcionarios y líderes empresariales.

Yuan cree que las futuras relaciones entre China, Estados Unidos y Europa serán el resultado de la interacción tripartita, y que China y EE. UU. comparten varios intereses.

“China y Estados Unidos pueden explorar nuevas relaciones y marcos en un proceso estable”, señaló al respecto.

En un contexto marcado por una pandemia y cambios que no se habían visto en un siglo, Yuan opina que la iniciativa de construir una comunidad de futuro compartido para la humanidad tiene un significado muy “realista” por su capacidad de unir fuerzas y mejorar la gobernanza global.

“La lucha contra la pandemia de COVID-19 demuestra que una comunidad de futuro compartido para la humanidad no es un concepto abstracto, sino que tiene una base práctica y teórica sólida”, dijo Yuan.

Durante el año pasado, la lucha conjunta contra la pandemia ha dado lecciones y experiencias a las personas, y también ha hecho que el concepto de la comunidad de futuro compartido para la humanidad se entienda mejor en todo el mundo.

Ante la pandemia, China ha brindado asistencia a más de 150 países y 10 organizaciones internacionales; ha enviado 36 equipos de expertos médicos a 34 países, y ha proporcionado más de 200.000 millones de mascarillas, 2.000 millones de capas protectoras y 800 millones de kits de prueba a diferentes países.

En América Latina, China ha donado a 30 países más de 27 millones de materiales sanitarios, ha organizado más de 30 videoconferencias para compartir experiencias, y ha enviado grupos de expertos a Venezuela y Perú.

“La comunidad de futuro compartido para la humanidad podría parecer una idea grandiosa y distante, pero no podemos dejar de perseguirla. En realidad, el proceso de perseverar para realizarla será muy beneficioso para atraer a la gente de todo el mundo y crear un ejemplo en la comunidad internacional”, dijo Yuan.

Casi ocho años después del planteamiento de la construcción de una comunidad de futuro compartido para la humanidad, China ha promovido la construcción de comunidades de futuro compartido en diferentes ámbitos, tales como el ciberespacio, la seguridad nuclear y el mar, enriqueciendo las teorías y ampliando las prácticas de esta propuesta.

Según Yuan, el siguiente paso debería ser explorar maneras de construir y mejorar las comunidades en ámbitos concretos, y al mismo tiempo desarrollar gradualmente las teorías.

“Mediante este proceso de refinamiento, la construcción conjunta de una comunidad de futuro compartido para la humanidad tendrá una base teórica más sólida que incluya las teorías de las relaciones internacionales”.

Comments are closed.