COMENTARIO: Comunidad China-América Latina de futuro compartido constituye ejemplo de solidaridad ante desafíos comunes

Por Cui Yuanlei
MEXICO, 29 dic (Xinhua) — Al igual que un barco gigantesco que atraviesa imperturbablemente las aguas agitadas, la relación entre China y América Latina y el Caribe ha estado navegando establemente en medio de un turbulento 2020.

Aunque la pandemia de la COVID-19 sin precedentes afectó duramente a la región, existirá luz al final del túnel mientras China y los países de América Latina y el Caribe colaboren codo a codo durante este difícil momento.

Con esfuerzos conjuntos para construir una comunidad de futuro compartido, China y América Latina y el Caribe también han puesto un brillante ejemplo de superación de desafíos globales con solidaridad y cooperación de ganar-ganar.

Cuando el virus afectó a América Latina, China fue el primer país en prestar ayuda, fortaleciendo la resiliencia de los sistemas de salud relativamente frágiles de la región.

El 23 de marzo, representantes de China y de países latinoamericanos y caribeños celebraron una reunión virtual oportuna sobre la prevención y el control de la epidemia.

De forma temprana, los expertos chinos compartieron sus experiencias y conocimientos sobre el control y el tratamiento clínico de la enfermedad con sus contrapartes de la región. China también estableció el primer puente aéreo con Argentina y México para distribuir los insumos médicos, incluido el vital equipo de protección personal para los trabajadores de la salud.

Además, como un paradigma de la cooperación en la lucha contra el virus, empresas de China y de varios países de América Latina están intensificando los esfuerzos conjuntos para efectuar ensayos de eficacia de vacunas, en un intento por ayudar a restablecer la normalidad en el mundo lo antes posible.

En medio de la pandemia, los dos amigos incondicionales también han estado desarrollando una cooperación de ganar-ganar en comercio.

Los hechos hablan por sí mismos. Un total de 131 empresas de 14 países de América Latina y el Caribe participaron en la Exposición Internacional de Importaciones de China de este año.

La Asociación Brasileña de Empacadoras de Carne estimó que el mercado chino representó el 57,9 por ciento de las exportaciones de carne de res de Brasil en el año hasta noviembre, en comparación con el 43,2 por ciento durante el mismo período de 2019.

A partir de 2018, el porcentaje de las exportaciones de alimentos chilenos hacia China siempre ha ido en aumento, alcanzando el 26,1 por ciento en lo que va del año, de acuerdo con el Ministerio de Agricultura del país sudamericano.

Esta temporada, más de 60 millones de cajas de cerezas chilenas tendrán como destino a China, convirtiendo a la fruta en un símbolo de los crecientes lazos comerciales entre los dos países.

Más importante aún, en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, China y América Latina han estado trabajando aún más estrechamente en medio de la pandemia, mejorando la conectividad a través de obras de infraestructura y generando empleos para impulsar la recuperación económica.

Hasta el momento, 19 países de la región han firmado memorándums de entendimiento sobre la construcción conjunta de la Iniciativa de la Franja y la Ruta con China.

Más de 2.500 empresas chinas están operando en América Latina y el Caribe hasta el momento, las cuales han creado más de 1,8 millones de empleos para la población local. Incluso en medio de la virulenta pandemia este año, la inversión directa china en la región aumentó un 21 por ciento interanual.

En noviembre, un consorcio chino firmó un acuerdo con el estado de Bahía, en el noreste de Brasil, para construir el puente marítimo atirantado más largo de América Latina. Un mes después, empresas chinas y Argentina dieron un paso más en la cooperación ferroviaria tras firmar cuatro nuevos acuerdos por un valor de unos 4.700 millones de dólares, que fortalecerán la conectividad y la capacidad de exportación de Argentina.

De cara al futuro, el vínculo entre China y América Latina y el Caribe se encamina hacia el crecimiento. China siempre será un buen socio y desempeñará un papel clave para ayudar a la región a remontar las oleadas de crisis similares.

Gracias a los lazos más estrechos, el barco gigantesco de la comunidad China-América Latina y el Caribe superará exitosamente más desafíos y se dirigirá hacia un horizonte más brillante para el logro de un futuro compartido y mejor.

Comments are closed.