OMS advierte contra reuniones navideñas y sobre crisis de salud mental por COVID-19

COPENHAGUE, 18 dic (Xinhua) — Mientras que los contagios por la COVID-19 aumentan en toda Europa, el protocolo de la temporada navideña y la creciente crisis de salud mental fueron los puntos principales de un comunicado de prensa emitido hoy por el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge.

Al destacar los cerca de 23 millones de casos y más de medio millón de vidas perdidas en Europa debido a la COVID-19 durante el año, el director regional de la OMS trató de hacer un llamado a la población de la región para que se quede en casa.

“Sigue habiendo una diferencia entre lo que las autoridades les permiten hacer y lo que deben hacer. Lo más seguro ahora mismo es quedarse en casa”, dijo.

Al hablar del actual costo psicológico humano de la pandemia, Kluge dijo que se infligió “una creciente crisis de salud mental” a la región europea.
“Desde las ansiedades respecto a la transmisión del virus, el impacto psicológico de los confinamientos y el autoaislamiento, hasta los efectos del desempleo, las preocupaciones financieras y la exclusión social, el impacto en la salud mental por la pandemia será a largo plazo y de gran alcance”.

Explicando con más detalle el impacto psicológico devastador, Kluge citó las encuestas nacionales de la región que revelan que un tercio o más de los adultos, uno de cada dos jóvenes (de 18 a 29 años de edad) y hasta el 20 % de los trabajadores de la salud ya están sujetos a la ansiedad y la depresión por causa de la pandemia.

Como se espera que un número aún mayor de personas enfrente graves problemas de salud mental en los próximos meses, Kluge hizo un llamado a la acción en toda la región europea.

“En reconocimiento de la creciente crisis, hago un llamado para la acción concertada para invertir en servicios de atención de salud mental más sólidos, en particular los que llevan la atención a la comunidad o utilizan la atención digital para reducir los obstáculos a la asistencia vital”, dijo.

El funcionario de la OMS también admitió personalmente que tomó la “difícil decisión” de pasar las vacaciones separado de su familia para que “el año próximo podamos esperar estar juntos de nuevo”.

“Mi deseo para el 2021 es que todos y cada uno de nosotros, y nuestras comunidades, estén seguras y saludables… Cuando miremos atrás a estos tiempos sin precedentes, espero que todos sintamos que actuamos con un espíritu de humanidad compartida para proteger a los necesitados”.

Comments are closed.