China refuta acusaciones de Reino Unido vinculadas con Hong Kong

BEIJING, 15 dic (Xinhua) — China insta a Reino Unido a abandonar su doble rasero en los asuntos relacionados con Hong Kong y respetar las normas básicas de las relaciones internacionales que dictan la no interferencia en los asuntos internos de otros países, aseguró hoy martes el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Wang Wenbin.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, dijo el lunes que la Ley de la República Popular China sobre la salvaguardia de la seguridad nacional en la Región Administrativa Especial de Hong Kong viola la Declaración Conjunta Sino-Británica, vinculante internacionalmente.

Como respuesta, Wang señaló en una conferencia de prensa que durante el dominio colonial británico sobre Hong Kong, que se prolongó por más de 150 años, los sucesivos gobernadores locales fueron nombrados por Reino Unido, la región no tenía democracia y el pueblo nunca disfrutó una libertad real.

Reino Unido está interfiriendo en los asuntos de Hong Kong bajo el pretexto de la llamada democracia y libertad, al tiempo que está saboteando el imperio de la ley en la región administrativa especial, refirió el vocero.
Wang agregó que, tras el retorno de Hong Kong a la patria, los residentes disfrutan de derechos democráticos y una amplia libertad sin precedentes.

En ese sentido, apuntó que las autoridades chinas gobiernan Hong Kong de acuerdo con la Constitución y la Ley Básica de la RAEHK, que no tienen nada que ver con la Declaración Conjunta Sino-Británica.
Reino Unido no tiene poder de supervisión ni una supuesta responsabilidad moral con Hong Kong, precisó Wang.

Tras el retorno de Hong Kong a la patria, se han cumplido todos los derechos y las obligaciones relacionados con la parte británica en la Declaración Conjunta Sino-Británica.

“Lo que Reino Unido debería hacer es desechar su mentalidad colonial y abandonar su doble rasero; respetar al Gobierno de la RAEHK y los departamentos judiciales en el desempeño de sus funciones de conformidad con la ley y respetar el deseo del pueblo de Hong Kong de disfrutar de un orden social estable y una vida normal”, refirió Wang.

El portavoz también llamó a la parte británica a “respetar el hecho de que Hong Kong es una región administrativa especial de China y acatar las normas básicas de las relaciones internacionales que dictan la no injerencia en los asuntos internos de otros países”.

Comments are closed.