COMENTARIO: Una China más abierta ofrecerá nuevas oportunidades al mundo

BEIJING, 30 oct (Xinhua) — Los compromisos asumidos por China en la sesión clave recién finalizada del Partido Comunista de China (PCCh) para promover la apertura de alto nivel y expandir la cooperación mutuamente beneficiosa, brindarán nuevas oportunidades a un mundo que anhela la esperanza de renovación.

Según un comunicado publicado el jueves después de la quinta sesión plenaria del XIX Comité Central del PCCh, en los próximos cinco años China tomará nuevas y audaces medidas en materia de reforma y apertura, prácticamente completará la construcción de un sistema de mercado de alto nivel y formará las nuevas instituciones de una economía abierta de nivel superior.

China también aprovechará las ventajas de su enorme mercado para promover la cooperación internacional y lograr resultados en los que todos ganen, afirma el documento.

Durante los últimos 40 años, China ha logrado un crecimiento económico constante y dinámico, al adherirse a la reforma y la apertura. Mientras tanto, una China en rápido crecimiento se ha convertido en un impulsor confiable del desarrollo de la economía mundial.

Según los datos oficiales, China ocupa el primer lugar en términos de contribución al crecimiento económico mundial desde 2006, y ha contribuido con aproximadamente un 30 por ciento al crecimiento mundial anual desde 2013.

El país también ha cumplido sus compromisos con la Organización Mundial del Comercio y ha reducido la tasa arancelaria media al 7,5 por ciento, acercándose al nivel de los países desarrollados.

Durante el período del XIII Plan Quinquenal (2016-2020), China ha seguido adelante con una mayor apertura, estimulando la reforma, el desarrollo y la innovación en el país, al tiempo que ha compartido oportunidades con otros países.

Ante la pandemia de COVID-19, la inversión extranjera directa, un referente de la globalización y la confianza económica, se redujo a la mitad a nivel mundial en el primer semestre de 2020, pero China logró mantenerse en gran parte estable con un descenso de solo el 4 por ciento, según un informe reciente de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo.

Esas cifras atestiguan no solo la adhesión de China a su política fundamental de apertura, sino también la confianza mundial en la vitalidad económica de China.

Durante las últimas décadas, la apertura al mundo ha demostrado ser clave para el crecimiento económico de China; hacia el futuro, un desarrollo de calidad que la economía china está buscando solo puede lograrse con una mayor apertura y una cooperación más amplia.

La economía mundial, que está en apuros, se enfrenta ahora a un camino difícil e impredecible hacia la recuperación con una pandemia agresiva, al tiempo que la globalización económica también encara los fuertes vientos en contra debido al creciente proteccionismo y aislacionismo en todo el mundo.

Lo que China ha aprendido en los últimos 40 años es que solo puede lograr su sueño de desarrollo a través de abrazar a un mundo más amplio.

Es por eso que el país ha realizado esfuerzos incansables para abrirse más al resto del mundo, comprometiéndose con reformas más profundas, tarifas más bajas, listas negativas más cortas, acceso al mercado más conveniente, normas del mercado más transparentes y con un entorno empresarial más atractivo.

En estos momentos desafiantes, todos los países deben impulsar la cooperación comercial y económica, defender el multilateralismo y construir juntos una economía mundial abierta, a fin de que la globalización pueda servir mejor a los intereses de todos.

El futuro de todos los países está unido en esta época caracterizada por la expansión de la conectividad global.

China, que ha reafirmado su compromiso con la apertura, está decidida a unirse al resto del mundo para hacer de ese futuro común uno mejor para todos.

In Noticias  

Comments are closed.