Enviado especial del presidente chino insta a la unidad y el consenso en la lucha contra COVID-19

BEIJING, 4 dic (Xinhua) — Wang Yi, enviado especial del presidente chino, Xi Jinping, instó hoy viernes a todas las partes a fortalecer la unidad, ampliar el consenso y trabajar juntos para seguir avanzando en un momento en el que los esfuerzos globales de prevención y control de la COVID-19 han entrado en una etapa crucial.

En un discurso por videoconferencia como parte de una sesión especial de la Asamblea General de la ONU en respuesta a la pandemia de COVID-19, Wang, también consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, expresó su apoyo a la celebración de la sesión durante la nueva ola de la pandemia.

Wang pidió a todas las partes actuar con decisión para frenar la propagación de la pandemia y aprovechar el apoyo de la ciencia y la tecnología para reforzar la respuesta colectiva en todo el mundo.

Debemos respetar y proteger cada vida y tratar a cada paciente con el máximo esfuerzo, dijo Wang, añadiendo que las vacunas deben ser un bien público mundial, accesible y asequible para los países en desarrollo.

Instó a todas las partes a reforzar la solidaridad y la cooperación, subrayando que los principales países deben desempeñar un papel ejemplar en la promoción de la colaboración, que es el camino correcto a seguir.

La seguridad de la salud pública debe ser una prioridad en la agenda internacional, acompañada de esfuerzos para mejorar su sistema de gobernanza, dijo Wang, y agregó que también es necesario apoyar a la Organización Mundial de la Salud para que pueda desempeñar un papel clave de liderazgo.

Wang pidió coordinación en el control de la COVID-19 y el desarrollo económico y social.

Observó que todas las partes deben sacar lo mejor tanto del gobierno como del mercado para promover el empleo, mejorar los medios de vida de los pueblos y aumentar la resiliencia del desarrollo.

Debemos hacer un buen uso de las nuevas formas y modelos de negocio que aparecieron durante la pandemia para impulsar las industrias emergentes y promover una recuperación económica verde; e intensificar la coordinación internacional en las políticas macroeconómicas para mantener estables las cadenas industriales y de suministro mundiales, dijo Wang.

Mientras tanto, Wang pidió aumentar la ayuda y la asistencia a los países en desarrollo.

Todas las partes deberían proporcionar más asistencia humanitaria a los grupos vulnerables, y aumentar la inversión en la creación de capacidades en campos tales como la salud pública y la seguridad alimentaria, dijo.

Pidió al Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y otras instituciones ofrecer más incentivos financieros para aliviar las presiones para los países en desarrollo.

Además, es necesario crear un ambiente internacional favorable para la lucha contra la pandemia, señaló Wang.

Las partes en conflicto deben responder activamente al llamamiento de un alto el fuego global hecho por el secretario general de la ONU, António Guterres, abandonar el campo de batalla y unirse a la lucha de primera línea contra la pandemia, dijo Wang.

La comunidad internacional debe ser escuchada y toda forma de sanciones unilaterales, así como otras medidas coercitivas unilaterales deben ser levantadas, destacó.

Wang dijo que bajo el liderazgo del presidente Xi, China se ha estado adhiriendo al principio de priorizar a las personas y a la vida, habiendo adoptado medidas de prevención amplias, estrictas y exhaustivas para controlar la epidemia, y habiendo también establecido un mecanismo de coordinación a medio y largo plazo, no solo para la prevención y el control de la epidemia, sino también para el desarrollo económico y social.

China también ha lanzado su mayor operación humanitaria global en la historia de la República Popular China, participando en intensos intercambios virtuales de su experiencia antiepidémica, y asumiendo la responsabilidad como mayor proveedor mundial de materiales antiepidémicos, dijo.

Wang señaló que China continuará proporcionando apoyo y asistencia a los países necesitados. China está acelerando los ensayos clínicos de fase III de las vacunas, que, una vez finalizados, se proporcionarán a los países en desarrollo como bien público mundial para contribuir a la creación de una comunidad de salud para todos.

“Guiados por la visión de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad, vamos a caminar de la mano, resueltos y sin desanimarnos, para superar este momento difícil y abrazar el amanecer de la victoria”, dijo Wang.

Comments are closed.