Centro chino de cría ayuda caballos en peligro de extinción a pasar invierno

URUMQI, 2 dic (Xinhua) — Numerosos caballos Przewalski están disfrutando de auténticos manjares de invierno gracias a un nutritivo bufé preparado por criadores chinos.

“Almacenamos más de 400 toneladas de forraje, incluidos tréboles, maíz y zanahorias, para los Przewalski en cautiverio”, dijo Yang Jianming, director del Centro de Investigación y Cría de Caballos Salvajes de Xinjiang, en la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste de China.

En todo el mundo hay alrededor de 2.000 caballos Przewalski. El centro es la base de cría de caballos salvajes más grande del mundo, con un total de 481 ejemplares, a saber, 97 en cautiverio, 267 en estado salvaje y 117 en semi-cautiverio.

Hace apenas unos días, una tormenta de nieve azotó la cuenca de Junggar, donde se encuentra el centro, por lo que las temperaturas llegaron a 12 grados centígrados bajo cero.

“La comida, especialmente las zanahorias y el maíz, puede satisfacer las necesidades nutricionales de los caballos salvajes en invierno y prepararlos para la temporada de reproducción en primavera”, sostuvo Yang.

Algunos caballos se han adaptado a la vida en la naturaleza y no necesitan ser alimentados por los criadores en los fríos meses del invierno. Sin embargo, aquellos en cautiverio y en semi-cautiverio todavía necesitan forraje nutritivo para sobrevivir a esta dura estación, agregó.

El caballo Przewalski, que lleva el nombre de su descubridor ruso, es una especie en peligro de extinción nativa de las praderas desérticas de Asia Central. Se considera el único caballo salvaje que existe en la actualidad.

Una vez extintos en China debido a la caza y un medio ambiente en deterioro, los caballos fueron reintroducidos al país en la década de 1980 desde Europa y criados en Xinjiang y Gansu.

Comments are closed.