ANÁLISIS: RCEP, una fuerza impulsora para el crecimiento económico regional y mundial en la era posterior a COVID-19

PHNOM PENH, 16 nov (Xinhua) — El acuerdo de libre comercio de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, siglas en inglés) representará un ímpetu económico para impulsar el crecimiento regional y global en la era de la pandemia posterior a la COVID-19, aseguraron funcionarios y expertos.

Los ministros de Comercio de los países participantes de la RCEP firmaron el domingo el tan esperado pacto comercial, en el marco de la actual 37ª cumbre virtual de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).
Iniciada por la ASEAN en 2012, la RCEP es un mega pacto comercial entre sus 10 miembros (Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam) y sus socios del TLC., a saber, China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda.

Luego de la firma, los países miembros de la RCEP iniciarán sus respectivos procesos internos para la pronta entrada en vigencia del acuerdo.
El embajador chino ante la ASEAN, Deng Xijun, dijo a Xinhua que la exitosa firma de la RCEP representa una gran victoria para el multilateralismo y el libre comercio, y un gran impulso para la recuperación económica regional y global bajo la nueva normalidad por la COVID-19.

EL MAYOR TLC QUE SERVIRÁ A LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA
La RCEP abarca un mercado de 2.200 millones de personas, equivalente a casi el 30 por ciento de la población mundial, con un PIB combinado de 26,2 billones de dólares o alrededor del 30 por ciento del PIB mundial, y representa casi el 28 por ciento del comercio mundial (según cifras de 2019), según una declaración conjunta realizada en la cuarta cumbre de la RCEP el domingo antes de la ceremonia de la firma.

El inédito mega acuerdo comercial regional “demuestra un fuerte compromiso para apoyar la recuperación económica, el desarrollo inclusivo, la creación de empleo y el fortalecimiento de las cadenas regionales de suministro, así como nuestro apoyo a un acuerdo comercial y de inversión abierto, inclusivo y basado en reglas”.

El ministro de Industria y Comercio Internacional de Malasia, Mohamed Azmin Ali, dijo en un comunicado el domingo que “la RCEP puede funcionar como una herramienta de recuperación económica frente a la situación de la COVID-19, que ayudará a asegurar la apertura de los mercados y una cadena de suministro ininterrumpida”.

Chheang Vannarith, presidente del Instituto Asian Vision, con sede en Phnom Penh, dijo que la RCEP proporcionaría un impulso económico para que los países de la región se recuperaran juntos de la recesión económica causada por la pandemia de COVID-19.

“La RCEP promoverá el comercio y la inversión regionales transfronterizos, ya que reducirá aún más las barreras al comercio, expandirá el mercado regional integrado y fortalecerá las cadenas de suministro regionales”, dijo a Xinhua.

Kin Phea, director general del Instituto de Relaciones Internacionales de Camboya, dijo que era el momento adecuado para que se firmara la RCEP, argumentando que reduciría las barreras comerciales y mejoraría el acceso al mercado.

“Hará que cada miembro de la RCEP sea más atractivo para los inversores extranjeros y fomentará las inversiones transnacionales entre los miembros de la RCEP”, abundó.

VICTORIA DEL MULTILATERALISMO Y LIBRE COMERCIO
Chheang Vannarith dijo que el pacto envió una clara señal de que la integración económica regional en Asia sigue siendo sólida y vibrante, aunque el proteccionismo y el unilateralismo se encuentran en aumento en Estados Unidos y otras regiones.

“La RCEP es un gran impulso para contrarrestar el proteccionismo y el unilateralismo”, dijo. “Ayudará a impulsar la recuperación económica regional y mundial, ya que aumentará la confianza empresarial, fortalecerá las cadenas de suministro regionales y otorgará una demostración de compromiso político colectivo para un sistema comercial multilateral abierto, inclusivo y basado en reglas”.

Peter Drysdale, director de la Oficina de Investigación Económica de Asia Oriental de la Universidad Nacional de Australia, dijo que el acuerdo tiene una importancia particular en este momento en que el comercio mundial ha estado amenazado por el aumento del proteccionismo.

“Esta es una gran declaración para la liberalización comercial y para proteger el sistema de comercio global abierto”, dijo a Xinhua.

Jin Jianmin, alto investigador del Instituto de Investigación Fujitsu en Tokio, dijo que la RCEP proporciona un modelo para la cooperación y el desarrollo de otras regiones y del mundo entero para restaurar y mejorar el sistema de libre comercio y los mecanismos de gobernanza.

MAYOR INTEGRACIÓN EN BENEFICIO DE TODOS
Los observadores creen que la RCEP promoverá el crecimiento del comercio, la inversión y la integración económica regional en la región de Asia-Pacífico, fortalecerá la estabilidad y conectividad de las cadenas industriales y de suministro regionales, aumentará el empleo y estimulará el crecimiento económico.

El ministro de Comercio e Industria de Singapur, Chan Chun Sing, dijo que la RCEP establece una asociación económica moderna, integral, de alta calidad y de beneficio mutuo.

“La RCEP es una demostración del compromiso de los países socios con una mayor integración económica en beneficio de nuestra gente y empresas. Más allá de su valor económico, también es una declaración de nuestra intención estratégica de tener intereses compartidos en la prosperidad y el éxito de los demás”, afirmó Chan.

Kin Phea de Camboya dijo que la estructura de la RCEP está realmente destinada a beneficiar a todos los países participantes porque todos se regirán por las mismas reglas comerciales.

“Este acuerdo comercial es fundamental para subvertir el progresivo unilateralismo reinante porque atrae a todos los acuerdos bilaterales de libre comercio (TLC) a una sola esfera económica, bajo una sola norma comercial general”, dijo.

Kin Phea agregó que la RCEP podría facilitar que las economías más pequeñas de la ASEAN, como Camboya, Laos y Myanmar, fortalezcan aún más sus TLC y reduzcan la brecha de desarrollo entre los estados miembros de la ASEAN al estimular la inversión extranjera directa (IED) en economías más pequeñas e integrarlas en mayor medida en las actividades económicas regionales.

Mohamed Azmin Ali dijo que el pacto también facilitará la transparencia, el intercambio de información y la armonización de los reglamentos y normas técnicas.

“La RCEP refleja nuestro fuerte compromiso con el comercio internacional, la conectividad, el sistema de comercio multilateral basado en reglas y la mejora del libre flujo de comercio e inversión”, agregó.

Comments are closed.