Museos del palacio en Beijing y Shenyang se unen para reparar relojes antiguos

SHENYANG, 18 nov (Xinhua) — Los museos del palacio imperial en Beijing y la ciudad de Shenyang, en el noreste de China, se han unido para restaurar relojes antiguos de la dinastía Qing (1644-1911).

Li Shengneng, director del Museo del Palacio de Shenyang, indicó que su institución cuenta con una colección de más de 40 piezas de relojería, en su mayoría de la dinastía Qing. Algunos de ellos se fabricaron en Reino Unido, Francia y Suiza, desde el siglo XVIII hasta principios del siglo XX.

El museo en Shenyang es el palacio imperial de los primeros emperadores de la dinastía Qing.

Expertos en reparación de reliquias de este museo se han asociado con sus colegas del Museo del Palacio en Beijing, también conocido como la Ciudad Prohibida, para establecer el Estudio Conjunto de Conservación de Relojes Antiguos.

El estudio está dedicado a la restauración de diferentes relojes antiguos y está ubicado en Shenyang, capital de la provincia de Liaoning. Desde su creación el 26 de octubre se han reparado cinco piezas.

Uno de los relojes, de cobre, con sonido de un pájaro revestido en oro, se fabricó en Francia a finales del siglo XIX. El marco exterior de la pieza tiene una parte superior redonda en forma de torre, cuatro postes verticales y patas de animales en forma de garras de león, que sirven para sostener la base del reloj.

Asimismo, cuenta con una esfera redonda principal en la parte delantera y dos esferas pequeñas complementarias en los lados inferior izquierdo y derecho.

La placa del reloj tiene forma de cúpula, decorada con maleza y árboles, en la que se encuentra un colorido pájaro. El instrumento tiene una caja de música incorporada.

El reloj es capaz de reproducir la música a la hora y marcar el tiempo. También puede ajustarse automáticamente a la siguiente pista de música. Una de las melodías es la canción popular china “Jazmín”.

Estos relojes exquisitos e “inteligentes”, que eran objetos atesorados por emperadores y emperatrices hace más de 100 años, han vuelto a la vida en las buenas manos de restauradores, aseguró Li.

Comments are closed.