Cumbre Mundial de Salud destaca cooperación mundial contra COVID-19

BERLIN, 26 oct (Xinhua) — Una asociación global contra la COVID-19 es uno de los temas centrales de la Cumbre Mundial de la Salud que se realiza en línea del 25 al 27 de octubre.

Como uno de los principales foros de salud global en el mundo, la conferencia atrajo a expertos internacionales de la política, la academia, el sector privado y la sociedad civil para buscar soluciones para los desafíos de salud globales y establecer una agenda para el futuro.

COOPERACION GLOBAL
En un mensaje de video para la conferencia, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, calificó a la pandemia de la COVID-19 como la “mayor crisis de nuestra era”.
Guterres pidió solidaridad mundial para enfrentar los desafíos de la epidemia: “Los países desarrollados deben apoyar los sistemas de salud en los países que carecen de recursos”.

“Desde que el nuevo coronavirus se afianzó hace más de nueve meses, se han perdido vidas y medios de subsistencia y se han trastocado las economías y las sociedades”, dijo en su mensaje el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.
Tedros destacó que el impacto va mucho más allá de los sufrimientos provocados por el virus mismo, con graves disrupciones en los servicios globales contra el hambre, de inmunización, contra enfermedades no transmisibles y de planificación familiar, entre otros.

Varios países europeos están implementando nuevas medidas de restricción a medida que una segunda ola de la pandemia de la COVID-19 se acelera en todo el continente. España y Francia han llegado cada uno a más de 1 millón de casos confirmados.

“Los dramáticos picos de las últimas semanas en todo el mundo y especialmente aquí en Europa reflejan un panorama que empeora día a día”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en su discurso. “Más que en cualquier momento de la historia de la humanidad, la salud de un país afecta directamente a la de otro”.

Von der Leyen también dijo que en el mundo actual, las personas deben cuidar su salud “a través de la cooperación sanitaria mundial, no mediante la competencia sanitaria mundial”.

También anunció en su discurso que convocará a una Cumbre de Salud Global el próximo año junto con el primer ministro de Italia, que ocupará la presidencia del G20 el próximo año, con el objetivo de “reunir todos los esfuerzos globales y aprender las

lecciones de la crisis y actualizar la cooperación sanitaria mundial para esta era de pandemias”.

“En este momento histórico para la ciencia y la humanidad, nos enfrentamos al gran desafío de la ciencia médica para tender puentes en lugar de dividir, sintetizar en lugar de oponerse, para que podamos sobrevivir juntos, demostrando la sabiduría, la diplomacia sanitaria y la política humanitaria que la humanidad merece y demanda en esos momentos”, dijo a Xinhua en una entrevista el mes pasado Giorgos Patoulis, gobernador regional de Atica, Grecia.

VACUNAS COMO BIENES PUBLICOS GLOBALES
Muchos participantes en la conferencia de este año piden que las vacunas contra la COVID-19 sean un bien público global.

En abril, la OMS, la Comisión Europea y múltiples socios más lanzaron “El Acelerador del Acceso a las Herramientas contra la COVID-19” para catalizar el desarrollo y la distribución equitativa de vacunas, diagnósticos y terapias, dijo Tedros.

“Pero el mayor desafío que enfrentamos ahora no es científico o técnico”, señaló.

“¿Pueden los países reunirse con solidaridad para compartir los frutos de la investigación? ¿O el erróneo nacionalismo socavará nuestra respuesta?”, preguntó.

“Estamos invirtiendo fuertemente no sólo en investigación e innovación, sino también en nuestra estrategia de vacuna para incrementar la capacidad de producción de las compañías para proveer de vacunas tanto a países de la Unión Europea (UE) como a los no pertenecientes a la UE”, dijo Von der Leyen.

La UE ha invertido 459 millones de euros (542 millones de dólares) en subvenciones para 103 nuevos proyectos de investigación, y para finales de 2020, la UE invertirá 1.000 millones de euros (1.180 millones de dólares) en investigación e innovación relacionadas con la COVID-19, añadió.
En su mensaje de video, el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, dijo: “La COVID-19 nos desafía, el virus no conoce fronteras, es indiferente a la nacionalidad de sus víctimas”.

“Debemos superar la pandemia con un espíritu de cooperación, no de ‘nacionalismo de vacuna'”, mencionó.

“Mientras hacemos todo lo que podemos para garantizar que el pueblo británico tenga acceso a una vacuna exitosa tan pronto como sea posible, nadie está seguro hasta que todos estemos seguros, por eso la cooperación global es absolutamente fundamental si queremos vencer este virus de una vez por todas”, dijo el secretario de Negocios, Energía y Estrategia Industrial británico, Alok Sharma, en un comunicado en agosto.

China anunció que su vacuna contra la COVID-19, una vez desarrollada y puesta en uso, será un bien público global, y también promoverá la accesibilidad y asequibilidad de vacunas en países en desarrollo.

Cuando China hizo el anuncio, el diario francés Les Echos dijo que “China, que ha logrado virtualmente erradicar el virus, desde el inicio inyectó miles de millones de yuanes para la investigación de una vacuna. La participación de China es una gran ganancia para la Facilidad COVAX”, una iniciativa internacional encabezada en conjunto por la OMS y sus socios para garantizar el acceso global equitativo a las vacunas contra la COVID-19.

“China también ha hecho un esfuerzo significativo para ayudar a los países europeos a adquirir los materiales necesarios para luchar contra la COVID-19. Esperamos que éste también sea el caso cuando la vacuna entre en uso”, dijo Maja Muskic, profesor de la escuela Ivan Goran Kovacic en Vinkovci, Croacia.

SOLUCIONES Y CONTRIBUCIONES DE CHINA
Gao Fu, quien dirige el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, compartió las soluciones de China para la pandemia durante una discusión de panel en línea en la cumbre.

La clave para el éxito de China en el control de varios brotes epidémicos, de acuerdo con Gao, fue su capacidad para identificar rápidamente las fuentes de la enfermedad y cortar la cadena de transmisión mediante los departamentos de control efectivos de todos los niveles en China.

Gao dijo que la construcción de las oficinas del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Africa, que es apoyada por China, ha entrado en la etapa final.

“Nuestras más profundas felicitaciones a los trabajadores de salud en la primera línea en China y a la población que trabajaron juntos incansablemente para llevar a la enfermedad a este nivel tan bajo”, dijo el doctor Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias de Salud de la OMS, durante una conferencia de prensa de rutina de la OMS en septiembre.

Ryan atribuyó el éxito de China a una “asociación enorme entre comunidades, instituciones científicas e instituciones de salud pública en el gobierno” y “mucha cooperación y un compromiso muy sostenido en lograr que se haga el trabajo”.

Sylwester Szafarz, ex cónsul general de Polonia en Shanghai, China, dijo a Xinhua que la conducta y actividades de los chinos son particularmente destacados y valiosos en medio de la pandemia.

“Tienen el objetivo de compartir la experiencia y conocimientos, equipo moderno y personal médico altamente calificado chinos con numerosas naciones más en necesidad, y así reducir el peligro y el alcance de la pandemia y sus consecuencias globales dañinas. Este el famoso humanismo chino en la acción internacional, lo cual es la comunidad de destino de la humanidad”, dijo Szafarz, quien también es experto en asuntos internacionales.

Comments are closed.