China realiza gran celebración por 40º aniversario de Zona Económica Especial de Shenzhen

SHENZHEN, 14 oct (Xinhua) — China llevó a cabo hoy miércoles una gran celebración con motivo del 40º aniversario del establecimiento de la Zona Económica Especial de Shenzhen, ciudad de la provincia meridional de Guangdong, en tiempos en que el país emprende un nuevo viaje hacia la modernización socialista.

El presidente de China, Xi Jinping, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y presidente de la Comisión Militar Central, asistió a la reunión y pronunció un discurso importante. La reunión comenzó a las 10:30 horas con los participantes entonando el himno nacional.

Calificando el desarrollo de Shenzhen en los últimos 40 años como un “un milagro en la historia del desarrollo mundial”, Xi destacó que el establecimiento de las zonas económicas especiales constituye una gran medida innovadora llevada a cabo por el PCCh y el país para promover la reforma y la apertura, así como la modernización socialista.

El 26 de agosto de 1980, el Comité Permanente de la V Asamblea Popular Nacional, el máximo órgano legislativo de China, autorizó el establecimiento de zonas económicas especiales en las ciudades de Shenzhen, Zhuhai y Shantou, en la provincia de Guangdong, así como en la ciudad de Xiamen, en la provincia de Fujian.

A partir de entonces, Shenzhen se ha transformado y pasó de ser un pequeño poblado fronterizo atrasado a convertirse en una metrópoli internacional con influencia mundial y con una población estable de más de 13 millones de habitantes.

Tras cuatro décadas de rápido desarrollo, Shenzhen se ubica ahora en el quinto lugar entre las ciudades asiáticas en términos del producto interno bruto (PIB), el cual subió a un ritmo anual del 20,7 por ciento hasta llegar a 2,7 billones de yuanes (unos 400.100 millones de dólares) en 2019, frente los 270 millones de yuanes registrados en 1980.

Xi instó a Shenzhen a convertirse en una zona piloto para el socialismo con peculiaridades chinas y ser un ejemplo para las urbes de un país socialista moderno, aumentar sus capacidades para implementar la nueva filosofía de desarrollo, construir un nuevo patrón para profundizar la reforma integral, y ampliar la apertura en todos los frentes, así como a contribuir a la construcción de la Gran Área de la Bahía de Guangdong-Hong Kong-Macao.

Comments are closed.