Sector de financiamiento comercial de China mantiene un sólido impulso

BEIJING, 30 ago (Xinhua) — En un simposio que concluyó el sábado, el presidente chino, Xi Jinping, emitió orientaciones políticas para el desarrollo del Tíbet y urgió esfuerzos para construir un nuevo Tíbet socialista moderno.

   Xi, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y presidente de la Comisión Militar Central, destacó la necesidad de hacer esfuerzos para garantizar la seguridad nacional y apoyar la paz y la estabilidad, mejorar continuamente la vida de la gente, mantener un buen ambiente, consolidar la defensa fronteriza y asegurar la seguridad limítrofe en esa región autónoma del suroeste del país.

   Conseguir la estabilidad constante y el desarrollo rápido es el pilar para construir un nuevo Tíbet socialista moderno que sea unido, próspero, culturalmente avanzado, armonioso y hermoso.

   Ante todo, el trabajo relacionado con el Tíbet debe centrarse en la salvaguardia de la unidad nacional y el fortalecimiento de la solidaridad étnica.

   El mensaje a este respecto es claro: La ciudadanía debe movilizarse ampliamente para participar en la lucha antiseparatista, y así forjar un escudo acorazado para garantizar la estabilidad.

   Los asuntos relacionados con el Tíbet conciernen a la soberanía y la integridad territorial de China, lo que involucra los intereses fundamentales del país. Algunos Gobiernos y políticos occidentales han venido incitando actividades separatistas contra China, con la maliciosa intención de fomentar la inestabilidad en la región y utilizar al Tíbet como una pieza de negociación para su beneficio político.

   Sin embargo, sus intentos de jugar la “carta del Tíbet” para contener el desarrollo de China y sembrar las semillas de la inestabilidad han resultado inútiles.

   En el simposio, Xi señaló que el Tíbet ha conseguido progresos integrales y ha logrado éxitos históricos en sus varias tareas en los últimos cinco años.  

   Xi hizo hincapié en la aceleración de los esfuerzos para promover el desarrollo de alta calidad en el Tíbet, y añadió que se necesitan más trabajo, medidas y apoyo para consolidar los logros alcanzados en la mitigación de la pobreza.

   El Tíbet actual se encuentra en su mejor período de desarrollo. En 2018, el producto interno bruto (PIB) de la región fue de 147.760 millones de yuanes (unos 21.110 millones de dólares), es decir, unas 192 veces la cifra de 1959, que fue de 174 millones de yuanes en precios comparables. En 2019, el PIB local se situó cerca de los 170.000 millones de yuanes.

   Como uno de los principales focos de atención de la campaña nacional de China contra la pobreza, el Tíbet ha erradicado básicamente la pobreza absoluta, después de liberar de la pobreza a las 150.000 personas y 19 distritos que permanecían en esa condición en 2019.

   En vista de las condiciones naturales adversas en la meseta y las condiciones sociales subdesarrolladas del Tíbet, se trata de una hazaña extraordinaria. Es una prueba exitosa del modelo chino de desarrollo en la región.

   Conservar la ecología de la meseta Qinghai-Tíbet es la mayor contribución a la supervivencia y desarrollo de la nación china, señaló Xi, y enfatizó que la investigación científica en la meseta debe avanzar más.

   Dando prioridad a la conservación ecológica, el Tíbet ha invertido 11.700 millones de yuanes en la última década en un proyecto de protección ambiental.

   En mayo, un equipo de topografía chino alcanzó la cumbre del monte Qomolangma y realizó una nueva ronda de medición de la altura del pico más alto del mundo, que se extiende a lo largo de la frontera entre China y Nepal, cuya parte norte se encuentra en Xigaze, en el Tíbet.

   El evento marcó un paso crucial en la misión de China de estudiar la montaña, lo que los científicos creen que mejorará el conocimiento humano de la naturaleza y ayudará a impulsar el progreso de la ciencia.

   En la medida en que se apliquen plenamente las políticas del PCCh para gobernar el Tíbet en la nueva era, se allanará el camino para construir un nuevo Tíbet socialista moderno con una paz y estabilidad duraderas y un desarrollo de alta calidad.

Comments are closed.