Trump firma orden ejecutiva para proteger monumentos en Estados Unidos

Imagen del 10 de junio de 2020 de personas manifestándose cerca del Monumento a Lincoln en Washington D.C., Estados Unidos. (Xinhua/Liu Jie)

WASHINGTON, 26 jun (Xinhua) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy en las redes sociales que firmó una orden ejecutiva para proteger los monumentos del país.

“Acabo de tener el privilegio de firmar una Orden Ejecutiva muy firme que protege los Monumentos, Memoriales y Estatuas y combate la Violencia Criminal reciente”, tuiteó Trump.

“¡Largas penas de prisión por estos actos ilegales contra nuestro Gran País!”, anunció el presidente en su cuenta de Twitter.

La orden hace cumplir las leyes que prohíben la profanación de monumentos públicos, el vandalismo de propiedad gubernamental ni los recientes actos de violencia, a la vez que retiene el apoyo federal vinculado a los espacios públicos de los Gobiernos estatales y locales que no han podido proteger los monumentos públicos, y retira las subvenciones federales para las jurisdicciones y agencias policiales que no logran detener su profanación, según un informe de Fox News.

También proporciona asistencia para proteger las estatuas federales, se informó.

La orden de Trump se llevó a cabo luego del ataque a numerosas y controversiales estatuas en todo el país durante semanas de protestas y disturbios civiles tras la muerte de George Floyd, un afroamericano asesinado por un policía blanco que lo asfixió colocando su rodilla sobre su cuello por casi nueve minutos un mes atrás.

Los manifestantes apoyan la retirada de las estatuas argumentando que dichos monumentos se han realizado en homenaje a figuras que son símbolos de racismo. Trump advirtió que los manifestantes que atacan las estatuas enfrentarían hasta 10 años de prisión, acusándolos de “vándalos, matones, anarquistas y agitadores”.

La Ley de Preservación de los Monumentos de Veteranos, una ley federal aprobada en 2003, tipifica como delito destruir o intentar destruir cualquier monumento o estatua que “conmemora el servicio” de cualquiera que sirvió en las fuerzas armadas. La ley conlleva una pena de hasta 10 años de prisión, según un informe de USA Today.

Comments are closed.