Estados Unidos nunca detiene legislación sobre seguridad nacional

WASHINGTON, 26 may (Xinhua) — Estados Unidos, que recientemente atacó a China por la legislación de seguridad nacional para la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK), nunca ha detenido su propia legislación sobre seguridad nacional.

Vale la pena destacar que la única superpotencia del mundo se ha esforzado al máximo durante décadas para hacer cumplir el imperio de la ley sobre lo que el gobierno considera preocupaciones de seguridad.

La Ley de Seguridad Nacional de 1947 de Estados Unidos, que entró en efecto el 18 de septiembre de 1947, ofrece la base legal para que el gobierno estadounidense elabore la política exterior y establezca organizaciones militares, y ha sido una fuente constante de fortalecimiento de la seguridad nacional de Estados Unidos a lo largo de los años.

El Consejo de Seguridad Nacional (NSC, por sus siglas en inglés) está entre las instituciones que los presidentes usan para abordar los problemas de largo plazo y las crisis de seguridad nacional más inmediatas. El NSC incluye al presidente, al vicepresidente, al secretario de Estado, al secretario de Defensa y al director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Por ejemplo, el entonces presidente Dwight D. Eisenhower usó las reuniones del NSC para tomar decisiones de política exterior claves, mientras que John F. Kennedy y Lyndon B. Johnson prefirieron trabajar más informalmente mediante sus socios de confianza.

En décadas recientes, Estados Unidos ha hecho todos los esfuerzos para salvaguardar la seguridad nacional y garantizar la base fundamental para su estabilidad y desarrollo, adoptando una serie de pasos para fortalecer la seguridad nacional a través de la legislación y de la aplicación de la ley.

Para alcanzar la meta fijada por la ley de proporcionar un programa integral para la seguridad nacional futura, el anterior Departamento de Guerra y Departamento de la Armada se fusionaron con el Departamento de Defensa, que incluye también a los Departamentos del Ejército y de la Fuerza Aérea.

Como también sirve para coordinar la seguridad nacional con la comunidad de inteligencia y sus muchas capacidades, la legislación creó a la CIA, la principal organización civil de recopilación de información del gobierno, y estableció el cargo de director de inteligencia central (DCI).

La Ley de Reforma de la Inteligencia y Prevención del Terrorismo de 2004 estableció al director de inteligencia nacional (DNI), un funcionario a nivel de gabinete del gobierno de Estados Unidos, para sustituir al DCI como jefe de la Comunidad de Inteligencia estadounidense de 17 miembros.

Luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre, el Congreso estadounidense aprobó la Ley Patriótica, que abarca a la Sección 215, uno de los programas más controvertidos para la vigilancia doméstica e internacional.

La sección, llamada oficialmente disposición de “registros empresariales”, autoriza la recolección masiva por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de metadatos telefónicos, información que incluye quién llamó a quién cuándo, pero no lo que fue dicho.

En junio de 2015, el entonces presidente Barack Obama firmó la Ley de la Libertad de Estados Unidos, que incluye un nuevo programa de vigilancia que tiene el objetivo de poner fin a más de una década de recolección masiva de registros telefónicos por parte de la NSA.

Pero pone a disposición los registros ya conservados por las compañías telefónicas para investigaciones amplias por parte de funcionarios gubernamentales mediante una orden judicial.

Comments are closed.