Enfoque de China: Asesores políticos rechazan proyectos de ley sobre COVID-19 contra China presentados por congresistas estadounidenses

BEIJING, 26 may (Xinhua) — Los proyectos de ley en contra de China presentados por algunos miembros del Congreso de Estados Unidos que están relacionados con la respuesta ante la epidemia de COVID-19 son “infundados” y “engañosos”, manifestaron los miembros del máximo órgano asesor político de China que asisten a su sesión anual.

“China ha estado defendiendo los principios de apertura, transparencia y responsabilidad, y tomó la iniciativa de divulgar la información lo antes posible”, destacó Huang Luqi, miembro del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), el máximo órgano asesor político del país.

Huang citó un cronograma detallado que describe la respuesta de China ante la neumonía COVID-19 desde el 27 de diciembre de 2019, cuando un médico de Wuhan reportó tres casos de neumonía de causa desconocida, seguido por el aviso de la autoridad de salud de Wuhan a la ciudadanía el 31 de diciembre y el informe de China entregado el mismo día a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Las acusaciones de Estados Unidos son completamente infundadas”, afirmó Huang, presidente de la Academia de Ciencias Médicas Chinas del país asiático, quien dirigió un equipo médico a Wuhan el 25 de enero y se unió a la lucha contra la epidemia.

Kong Quan, subdirector del Comité de Asuntos Exteriores del Comité Nacional de la CCPPCh, narró que un muy pequeño número de políticos estadounidenses hizo de la vista gorda ante los esfuerzos mundiales conjuntos contra la epidemia, rechazó los intercambios internacionales, el diálogo o la cooperación, desprestigió los logros de otros países en el control epidémico, e incluso calumnió a la OMS que ha desempeñado el rol de coordinación y orientación en la lucha global contra COVID-19.

Li Baodong, también subdirector del mismo comité, rechazó la falacia de que “China está controlando a la OMS”, una retórica que ha sido repetida por los políticos estadounidenses.

La OMS tiene 180 empleados estadounidenses pero solo 35 chinos. En el equipo de liderazgo de la entidad de 21 miembros, solo uno es de China pero 11 son de Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y Australia.

“A juzgar por los números de personal, ¿cómo se puede decir que la OMS está siendo controlada por China?” preguntó Li y condenó que “esta es una distorsión total de los hechos”.

Hu Yu, presidente del Hospital de la Unión en Wuhan, al responder sobre la afirmación de que el nuevo coronavirus fue “hecho en Wuhan”, dijo “El lugar donde se informa por primera vez un brote no es necesariamente el lugar donde se origina el virus”, explicó.

El médico explicó que identificar la fuente del virus es una seria cuestión científica, y que la respuesta correcta solo puede ser dada por científicos y expertos médicos basada en la evidencia.

Liu Hongcai, subdirector del Comité de Asuntos Exteriores del Comité Nacional de la CCPPCh, sostuvo que tanto chinos como estadounidenses son víctimas de la epidemia, que es un desastre natural.

“El coronavirus no tiene nada que ver con sistemas políticos o ideologías”, refirió.

Liu señaló que la respuesta epidémica de China, que ha logrado resultados importantes en poco tiempo, ha ganado el apoyo de todo el país y el reconocimiento de todo el mundo.

“Cambiar la culpa no resolverá ningún problema, ni salvará vidas”, puntualizó Liu e indicó que “concentrar más esfuerzos en la cooperación internacional demuestra ser la forma de vencer al virus”.

Comments are closed.