Exagerar asuntos relacionados con Taiwan en Asamblea Mundial de la Salud es impopular: Portavoz

BEIJING, 19 may (Xinhua) — La decisión de la 73° Asamblea Mundial de la Salud (AMS) ha demostrado una vez más que no hay salida para la “independencia de Taiwan” y que exagerar los asuntos relacionados con Taiwan en la AMS es impopular, dijo hoy martes un portavoz de la parte continental.

Ma Xiaoguang, portavoz de la Oficina para Asuntos de Taiwan del Consejo de Estado, hizo la declaración en una rueda de prensa cuando se le solicitó un comentario sobre la decisión de la AMS de no discutir asuntos relacionados con Taiwan planteados por algunos países.

Hay una sola China en el mundo y Taiwan es parte de China, lo cual es un hecho incontrovertible y un principio inquebrantable, dijo Ma.

La parte continental siempre concede gran importancia a la salud y bienestar de los compatriotas taiwaneses.

“No sólo hemos promovido los intercambios y la cooperación a través del estrecho en el campo de la salud, sino que también hemos adoptado, bajo el principio de una sola China en asuntos internacionales, varias medidas y hemos hecho los arreglos apropiados para la participación de Taiwan en asuntos de salud mundiales”, dijo.

Desde el brote de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus (COVID-19), los canales para que Taiwan obtenga información y apoyo sobre la prevención y el control de la epidemia han sido abiertos y efectivos.

Hasta el lunes, la parte continental había enviado 155 notificaciones sobre la COVID-19 a Taiwan. Desde 2019, bajo el principio de una sola China, un total de 24 expertos taiwaneses en 16 grupos han participado en actividades técnicas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluyendo los informes del secretariado de la OMS sobre la situación de la epidemia.

De 2009 a 2016, la región de Taiwan ha podido participar en la AMS como observador con el nombre de “Taipei de China”, un arreglo especial logrado por medio de consultas a través del estrecho sobre la base del Consenso de 1992 que incorpora el principio de una sola China defendido por las dos partes del estrecho de Taiwan.

Desde que el Partido Progresista Democrático (PPD) llegó al poder en la región de Taiwan en 2016, éste se ha apegado obstinadamente a la posición separatista a favor de la “independencia de Taiwan” y se ha negado a reconocer el Consenso de 1992, lo cual ha socavado unilateralmente el cimiento político de las consultas a través del estrecho.

Las autoridades del PPD son la única parte culpable de que la región no pueda participar en la AMS desde entonces.

“Hacemos un llamado a las autoridades del PPD para que eviten avanzar más por el camino equivocado. Cualquier intento por desafiar el principio de una sola China está condenado al fracaso”, dijo el portavoz.

Comments are closed.