ENFOQUE: China anuncia medidas concretas para impulsar lucha global contra COVID-19 durante discurso de Xi en sesión de AMS

BEIJING, 18 may (Xinhua) — El presidente chino, Xi Jinping, anunció hoy lunes medidas concretas para impulsar la lucha global contra COVID-19, incluyendo el ofrecer ayuda internacional y convertir a la vacuna del país contra COVID-19 en un bien público global cuando esté disponible.

Xi hizo el anuncio al hablar en la inauguración de la 73ª sesión de la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) a través de un videoenlace.

“China ofrecerá en 2 años una asistencia internacional de 2 mil millones de dólares, para apoyar a los países afectados, en particular, los en vías de desarrollo en el combate contra el virus y la recuperación del desarrollo socioeconómico”, indicó Xi.

China cooperará con la ONU para construir en China un depósito y hub de respuesta humanitaria global, garantizar la operación de las cadenas de abastecimiento de insumos antiepidémicos y establecer “corredores verdes” para el transporte y despacho aduanero de vía rápida, señaló.

Además, China establecerá un mecanismo de cooperación para que sus hospitales se emparejen con 30 hospitales africanos y para acelerar la construcción de la sede del Centro Africano para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para apoyar al continente a elevar su capacidad de prevención y control de enfermedades, indicó Xi.

“Las vacunas chinas contra COVID-19, una vez desarrolladas y puestas en uso, serán disponibles como bienes públicos globales”, dijo el presidente.

“Esta será una contribución china para la accesibilidad y la asequibilidad a estas vacunas a favor de los países en desarrollo”, agregó.

Asimismo, China va a implementar junto con otros miembros del G20 la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda a favor de los países más pobres, indicó Xi, y agregó que China está lista para trabajar con la comunidad internacional para reforzar el apoyo a los países que sufren el impacto extremadamente grave y presión sumamente alta para que puedan superar las actuales dificultades.

La AMS es el órgano de toma de decisiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La 73ª sesión de la AMS, programada de lunes a martes, se lleva a cabo a través de un videoenlace debido al impacto de la pandemia actual.

De acuerdo con la OMS, su agenda quedó concentrada en sólo dos cuestiones esenciales: COVID-19 y la selección de los miembros del consejo ejecutivo.

Actualmente, COVID-19 se ha propagado a más de 210 países y regiones, afectando a más de 7 mil millones de personas en todo el mundo, entre las cuales más de 300 mil han perdido su valiosa vida.

“China siempre se adhiere a la visión de la comunidad de futuro compartido de la humanidad”, dijo Xi, quien añadió que China asume la responsabilidad no solo de proteger la vida y salud de sus propios ciudadanos, sino también de apoyar la causa global de salud pública.

China siempre ha actuado con una actitud abierta, transparente y responsable en la lucha contra COVID-19, dijo Xi, quien añadió que el país “ha proporcionado dentro de nuestras posibilidades cuantiosa asistencia y ayuda a todos los países que lo necesitan”.

Al destacar que “nada en el mundo es más valioso que las vidas de las personas”, Xi instó a todos los países a priorizar la vida por encima de todo y hacer todo lo que puedan para el control y tratamiento de COVID-19.

Expresó el apoyo firme de China para la OMS y pidió a la comunidad internacional aumentar el apoyo político y financiero a la OMS para sumar recursos globales para vencer al virus.

“En esta fase crucial, apoyar a la OMS es apoyar también la cooperación internacional y la batalla para salvar vidas”, dijo Xi.

Xi pidió al mundo proporcionar a los países africanos mayor asistencia de insumos, tecnologías y personal, y dijo que “ayudarlos a construir su capacidad debe ser nuestra prioridad de primer orden de la lucha global contra COVID-19”.

Asimismo, Xi señaló que la comunidad internacional debe fortalecer la gobernanza global de la salud pública.

“China apoya la idea de una revisión integral sobre la respuesta global a COVID-19 cuando esté bajo control para resumir las experiencias y subsanar las debilidades”, dijo Xi.

“Este trabajo requiere una actitud profesional basada en criterios científicos, y debe ser liderado por la OMS, con apego a los principios de objetividad e imparcialidad”, añadió.

También propuso restaurar el desarrollo socioeconómico y fortalecer la cooperación internacional.

Al destacar que la humanidad se encuentra ante la más grave emergencia global de salud pública desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, Xi dijo que la “solidaridad y la cooperación son un camino seguro mediante el cual nosotros, el pueblo del mundo, podemos derrotar a este nuevo coronavirus”.

Pidió a la comunidad internacional trabajar de la mano para proteger juntos la vida y la salud de las personas de todos los países del mundo, cuidar juntos la Tierra y construir juntos una comunidad global de salud para todos.

El secretario general de la ONU, Antonio Gutérres, y líderes de otros países pronunciaron discursos en la inauguración a través del videoenlace y expresaron su apoyo a la OMS y al multilateralismo, así como esfuerzos conjuntos reforzados en la lucha global contra la COVID-19.

Comments are closed.