Nuevo cohete portador Gran Marcha-5B de China realiza vuelo inaugural

WENCHANG, Hainan, 5 may (Xinhua) — El nuevo cohete portador Gran Marcha-5B de China hizo hoy martes su vuelo inaugural, transportando al espacio la versión de prueba de la nueva generación de nave espacial tripulada del país y una cápsula de prueba que más adelante será usada para traer carga de vuelta a la Tierra.

Este vuelo exitoso inaugura el “tercer paso” del programa espacial tripulado de China, que consiste en construir una estación espacial, señaló la Agencia de Vuelos Espaciales Tripulados de China (CMSA, siglas en inglés).

El cohete, con el característico color blanco de los proyectiles de transporte chinos, fue enviado al espacio a las 18:00 (hora de Beijing) desde el Centro de Lanzamiento Espacial de Wenchang, ubicado en la costa de la sureña provincia insular de Hainan.

Unos 488 segundos después, la nave experimental, que en esta ocasión viaja sin tripulación, junto con la versión de prueba de la cápsula para traer carga de vuelta, se separaron del cohete y entraron en la órbita planificada.

El cohete Gran Marcha-5B, diseñado especialmente para dicho programa, se usará principalmente para lanzar los módulos de la estación espacial.

Este cohete portador ayudará a expandir las actividades aeroespaciales de China, dijo Wang Xiaojun, director de la Academia de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento de China, subordinada a la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China.

Modificado sobre la base del Gran Marcha-5, el nuevo vehículo tiene una longitud de 53,7 metros, tan alto como un edificio de 18 pisos, y tiene una sección central de 5 metros de diámetro y cuatro propulsores de 3,35 metros de diámetro, así como un carenado de 20,5 metros de largo y 5,2 metros de diámetro.

El cohete usa combustibles respetuosos del medio ambiente que incluyen oxígeno líquido, hidrógeno líquido y queroseno. Tiene una masa de despegue de 849 toneladas y puede llevar más de 22 toneladas de cargas útiles, equivalentes al peso de más de 10 automóviles, a la órbita terrestre baja, la mayor capacidad disponible en la actualidad para esa órbita entre los proyectiles de transporte chinos.

El exitoso vuelo inaugural confirma los aciertos en el diseño del cohete. En el mismo se logró una serie de avances tecnológicos, como la separación del carenado y las cargas útiles en el espacio y el control preciso del vehículo para entrar en órbita directamente con gran empuje, lo que establece las bases para la construcción de la estación espacial de China, dijo la CMSA.

Comments are closed.