Beijing reduce su nivel de respuesta de emergencia ante COVID-19

BEIJING, 29 abr (Xinhua) — Beijing, la capital de China, reducirá su respuesta de emergencia ante la epidemia del nuevo coronavirus del nivel I al II a partir del 30 de abril, anunció hoy miércoles una funcionaria local.

La decisión se tomó debido a que la ciudad no ha registrado nuevos casos confirmados locales o importados de COVID-19 durante 13 días consecutivos, explicó Chen Bei, subsecretaria general del Gobierno municipal de Beijing, en una conferencia de prensa.

El 24 de enero Beijing activó el nivel más alto de respuesta de emergencia de salud pública para contener el brote de la epidemia de nuevo coronavirus.

A partir de que el nivel de respuesta de emergencia disminuya, las personas que lleguen a Beijing desde regiones de China con bajo riesgo no necesitarán realizar una cuarentena en casa durante 14 días, explicó Chen.

En tanto que aquellos que llegaron a Beijing desde regiones de bajo riesgo y ahora están bajo observación concentrada o en el hogar no necesitarán continuar con las mismas.

Sin embargo, se mantendrá la gestión estricta de las personas entrantes desde el exterior y las zonas de riesgo medio y alto, así como de la provincia más afectada por el virus, Hubei.

Mensajeros, repartidores, limpiadores y agentes inmobiliarios podrán entrar en las comunidades residenciales de Beijing si sus códigos de salud son verdes, expresó Chen.

De acuerdo con Rong Jun, portavoz de la Comisión Municipal de Transporte de Beijing, en base al último nivel de respuesta de emergencia, el máximo permitido de pasajeros en los transportes públicos se elevará del 50 por ciento de la capacidad total al 75 por ciento en los autobuses y al 65 por ciento en los trenes subterráneos.

Los servicios de autobús entre Beijing y algunas zonas en la vecina provincia de Hebei reanudarán sus operaciones de una manera ordenada, y los servicios interprovinciales de larga distancia y de autobuses fletados se reanudarán gradualmente, detalló Rong.

A su vez, los autobuses y los vagones de metro deben ser desinfectados y ventilados regularmente y todos los pasajeros deben usar máscaras y pasar por pruebas de temperatura corporal.

“A pesar del ajuste, las medidas de prevención y control en Beijing siguen siendo las más estrictas”, indicó Rong.

Comments are closed.