China construye radiotelescopio orientable más grande de Asia para misión a Marte

BEIJING, 27 abr (Xinhua) — China está construyendo el radiotelescopio orientable más grande de Asia, el cual está dotado de una antena de 70 metros de diámetro destinada a recibir datos de la primera misión china de exploración del planeta Marte, que será lanzada este año.
China tiene como objetivo completar el vuelo orbital, el aterrizaje y la exploración en el planeta rojo, todo dentro de una misma misión que se ha denominado Tianwen-1.

El telescopio, con una antena del tamaño de nueve canchas de baloncesto, fue construido por los Observatorios Astronómicos Nacionales de la Academia de Ciencias de China en el distrito de Wuqing de la municipalidad septentrional de Tianjin.

Será una instalación clave para recibir datos científicos enviados por la sonda a Marte, la cual puede llegar a estar a 400 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, por lo cual las señales serán muy débiles, explicó Li Chunlai, diseñador subjefe de la primera misión de exploración de Marte del país.

China ha lanzado con éxito cuatro sondas lunares y ha completado el vuelo orbital y el aterrizaje en la Luna.

Sin embargo, la distancia entre la Luna y la Tierra es de entre 360 mil y 400 mil kilómetros, mientras que la que hay entre Marte y la Tierra es de entre 56 y 400 millones de kilómetros. La distancia más larga entre la Tierra y Marte es mil veces mayor que la existente entre la Tierra y la Luna.

“Por lo tanto, recibir señales extremadamente débiles desde Marte presentará un gran desafío”, afirmó Li, y agregó que con ese telescopio de gran antena, en combinación con otros tres telescopios que están en Beijing y la ciudad meridional de Kunming, se podrán captar los datos.

La construcción del equipo comenzó en octubre de 2018, y se espera que se complete este año. Según Li, se han utilizado muchas tecnologías nuevas para mejorar la eficiencia y reducir los ruidos de interferencia.

Con un entorno natural similar al de la Tierra, Marte se ha convertido en un atractivo destino para la exploración del espacio profundo. Entre las más de 40 misiones de exploración de Marte que se han llevado a cabo desde 1961, solo la mitad ha tenido éxito.

La exploración de Marte no solo busca establecer si existe o existió vida allí, sino que también ayudará a sacar a la luz la historia de la evolución y las futuras tendencias de desarrollo de la Tierra, así como a buscar un posible espacio vital para los seres humanos, explicó el científico.

La misión Tianwen-1 también constituye el comienzo de la exploración planetaria por parte de China, agregó Li.

Una vez completado, el telescopio mejorará en gran medida la capacidad del país para recibir datos de exploración del espacio profundo, y sentará las bases para el sondeo de asteroides y cometas y para otras misiones de exploración planetaria de China en el futuro, complementó Li.

Comments are closed.