Chile eleva a 168 las muertes y a 11 mil 812 los casos de COVID-19

SANTIAGO, 23 abr (Xinhua) — El Ministerio de Salud de Chile elevó hoy a 11 mil 812 los casos confirmados de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) en el país, de los cuales han muerto 168.

La dependencia detalló que se registraron 516 casos nuevos y ocho muertes al corte de las 21:00 hora local del miércoles respecto a las anteriores 24 horas.

Las autoridades sanitarias dijeron en una conferencia de prensa que la mayoría de los nuevos fallecidos residían en la región Metropolitana, que hasta ahora concentra alrededor de la mitad de los muertos por la COVID-19.

El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, precisó que se registran 411 personas hospitalizadas en unidades de cuidados intensivos, de las cuales 316 están conectadas a ventilación mecánica.

De este total, 75 pacientes se encuentran en una situación crítica de salud, añadió.

En este contexto, el funcionario aseguró que existen 536 ventiladores disponibles al momento en todo el país.

Respecto de los exámenes realizados, indicó que se practicaron en las últimas 24 horas 6 mil 425 pruebas, lo que totaliza 135 mil 147 pruebas practicadas desde que se inició el monitoreo, con una tasa de positividad entre 7 y 8 por ciento, dijo Zúñiga.

En esta línea, el subsecretario afirmó que el sistema sanitario chileno “puede llegar a una cantidad de 15 mil exámenes por día, siendo uno de los países que más testeos realiza”.

En tanto, los pacientes recuperados ascienden a los 5.804, quienes podrían recibir próximamente un “carnet de alta” que los exime de cualquier cuarentena o medida restrictiva que se aplique durante la pandemia.

“Es decir, el 49 por ciento del total de personas que han contraído el virus se encuentra en una etapa en que no son capaces de transmitir la enfermedad o ser contagiados”, agregó el subsecretario.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, explicó que se han registrado brotes de la COVID-19 en comunidades de migrantes que viven hacinados, quienes podrían ser “trasladados a sitios donde puedan hacer de forma más adecuada y protegida su periodo de cuarentena”.

Respecto de otros casos detectados en cárceles, notificó que “se implementará un área de aislamiento para personas diagnosticadas con COVID-19”, con el objetivo de “disminuir los contagios en la población penitenciaria”.

El gobierno llamó hace algunos días a los ciudadanos a adoptar una “nueva normalidad”. En este escenario, promovió el retorno gradual de los funcionarios públicos a sus puestos de trabajo y respaldó la apertura gradual del comercio, como manera de reactivar la economía del país.

De igual forma, anunció que se ha comenzado a trabajar en un plan para que los estudiantes retomen las clases presenciales en mayo; sin embargo, aún existen dudas acerca de la viabilidad de la medida, ya que se proyecta que el pico de los contagios ocurra en las próximas dos o tres semanas.

Chile se ha inclinado por cuarentenas “estratégicas y dinámicas” por zonas, lo que varía cada semana de acuerdo con el número de casos nuevos, así como con la fragilidad de personas mayores y enfermos crónicos en cada comuna.

Como medida de prevención, en todo el territorio rige un toque de queda de las 22:00 hora local a las 5:00 horas del día siguiente, a la vez que se mantiene el cierre de fronteras.

Comments are closed.