Alegación sobre divisas de EEUU contra China golpea confianza inversores, dice experto mercado de capitales

NUEVA YORK, 6 ago (Xinhua) — La “inesperada” designación de China como “manipulador de divisas” ha pillado por sorpresa a los mercados financieros, avivando el temor ante una disputa comercial a largo plazo entre EEUU y el país asiático y afectando la confianza de los inversores, especialmente a corto plazo, aseguró un experto en el mercado de capitales.

“La noticia fue bastante brusca y sorprendió a los participantes en el mercado”, dijo a Xinhua este lunes Tim Fang, director de mercados globales del banco de inversión con sede en Hong Kong AMTD International.

La moneda china, el yuan (CNY), cayó por debajo de siete unidades por cada dólar estadounidense el lunes, tanto en la tasa operada en los mercados locales como en la de los internacionales, a resultas de la amenaza estadounidense de imponer, a partir del 1 de septiembre, un arancel adicional del 10 por ciento a exportaciones chinas por valor de 300.000 millones de dólares.

El Banco Popular de China (BPC, central) atribuyó el debilitamiento de la divisa a factores entre los que se encuentran las medidas unilaterales y proteccionistas, y también las perspectivas ante esos aranceles adicionales, según un comunicado divulgado por internet.

“El BPC tiene la experiencia, confianza y capacidad necesarias para mantener la tasa de cambio del yuan básicamente estable a un nivel razonable y equilibrado”, destacó la nota.

El banco central chino tiene una experiencia considerable y herramientas políticas para lidiar con las fluctuaciones en el tipo cambiario y tomará medidas enérgicas contra la especulación a corto plazo, además de estabilizar las expectativas del mercado, añadió.

Según Fang, “el yuan chino estará sometido a una presión a la baja a corto plazo debido a la guerra comercial actual. Sin embargo, tiene también cierto espacio para fluctuar”. “Creo en la capacidad del BPC (para mantener el yuan estable). No estoy muy preocupado, pues China tiene una reserva en divisas (adecuada)”.

A medio término, manifestó su optimismo sobre la posibilidad de que el yuan repunte, dada la tasa de crecimiento económico relativamente rápida del país.

Fang destacó, además, que la confianza de los inversores mundiales será golpeada a corto plazo pues “nadie quiere ver cómo se deterioran las tensiones comerciales”.

A largo plazo, no obstante, se mostró optimista por la situación general de la economía china gracias a su sistema en constante mejora.

“El sistema económico chino ha experimentado cambios (positivos). El país se ha ido transformando para pasar de ser una economía basada en la manufacturación a otra dirigida por el consumo”, detalló.

El mercado chino, explicó, cuenta con un potencial de crecimiento enorme debido a su magnitud, pese a los riegos y la volatilidad a corto plazo, al estar dirigido por el gasto del consumidor y la tendencia en auge hacia la modernización del consumo.

“Tengo bastante confianza (en el consumo doméstico)”, realzó. “En la última década, China se ha convertido en pionera en muchos sectores en todo el mundo, en particular en finanzas y tecnología, como por ejemplo el pago en línea”.

Por eso, dijo, “creo que los esfuerzos punteros de China en innovación tecnológica impulsarán el consumo, incrementarán las oportunidades de empleo y crearán industrias nuevas”.

Comments are closed.