Beijing revive arte tradicional mediante protección de barrios históricos

BEIJING, jul 17 (Xinhua) — Un edificio histórico rehabilitado en la turística área de Shichahai, en Beijing, está reviviendo tradiciones artesanas como las sombras chinescas, las muñecas de crin de caballo, el papel recortado o las estatuillas de arcilla del dios conejo.

El inmueble en cuestión es el templo taoísta de Guangfu, que con 560 años de historia a sus espaldas reabrió ayer martes tras un año de reformas, y dispone de una superficie de exposición de mil 500 metros cuadrados destinada al arte popular.

El templo es uno de los 52 sitios históricos del distrito de Xicheng incluidos en el plan de rehabilitación y protección de Beijing para el periodo 2016-2020, explicó la subdirectora del Buiró Municipal de Cultura y Turismo de la ciudad, Jia Wenjing.

“Todos están en ‘hutongs’ [callejones tradicionales]. Aparte de la renovación, la autoridad local introdujo nuevos métodos de gestión para que los edificios presenten vivamente la historia y tradición de Beijing”, dijo.

La funcionaria afirmó que el gobierno ha asignado la gestión del templo a una institución cultural, que introdujo nuevas tecnologías como la simulación digital de planos sobre arena y la realidad aumentada para presentar el contexto histórico y las técnicas de más de 100 reliquias artísticas tradicionales.

Shichahai es uno de los destinos turísticos obligados de la capital, trufado de edificios históricos en callejones que rodean un vistoso lago. Muchos de ellos se han convertido en bares.

El plan de las autoridades para conservar los barrios históricos de Beijing insta a mantener las características tradicionales y proteger tanto la cultura tradicional como el patrimonio cultural.

Beijing ha delimitado 33 barrios históricos, que incluyen los puntos turísticos de Shichahai, Dashilan y Nanluoguxiang, que abarcan 20.6 kilómetros cuadrados. El trabajo de renovación en estas áreas todavía no ha terminado.

Comments are closed.