ESPECIAL: Tesoros culturales volverán a China 12 años después de ser detectados en Italia

ROMA, 5 abr (Xinhua) — Cerca de 800 artefactos sacados de contrabando de China finalmente regresarán a casa este mes después de que fueran detectados por primera vez hace 12 años por una unidad de la gendarmería italiana, y serán un ejemplo de los logros de las autoridades italianas en la lucha para combatir el contrabando de artefactos.
El grupo de artefactos chinos fue notado en 2007 por una unidad de los carabineros, que es la gendarmería nacional de Italia, enfocada en la protección del patrimonio cultural, cuando un programa de subastas por televisión buscaba vender artículos de un gran tesoro de artefactos culturales e históricos asiáticos antiguos.
“Hubo un reporte de que los artículos que se estaban ofreciendo para la venta fueron sacados ilegalmente de contrabando de China”, dijo a Xinhua el teniente coronel Valerio Marra, comandante de la unidad de carabineros para Roma. “Así que se enviaron oficiales para que investigaran y terminaron confiscando 796 objetos”, dijo.
“Es imposible calcular un valor preciso a estos objetos porque nunca es fácil poner una etiqueta de precio a la cultura y la historia, pero creo que es seguro afirmar que combinados tendrían un valor de mercado de muchos millones de euros”, dijo Marra.
Doce años después, esos objetos van a ser devueltos a China en una repatriación que, una vez que sea completada, será la mayor transferencia de objetos culturales e históricos a China desde que Reino Unido devolvió cerca de 3 mil objetos en 1998.
El camino entre la detección de los objetos ilegales cerca de la ciudad de Monza, justo en las afueras de Milán, y su entrega a los funcionarios chinos ha sido largo y complicado.
La primera tarea que enfrentó la unidad de carabineros, de acuerdo con Marra, fue determinar la verdadera procedencia de los objetos, en especial porque se dice que el vendedor indicó que no eran de China. Un equipo de arqueólogos, historiadores del arte y otros especialistas determinaron que los objetos eran de un periodo que va de la era neolítica hace 5 mil 500 años y la Dinastía Ming del siglo XVII.
Después de eso, correspondió a los tribunales italianos determinar qué hacer con ellos. Un juez de Milán determinó finalmente que debían ser repatriados.
El caso representa uno de los éxitos de mayor nivel de la unidad de carabineros, que cuenta con unos 300 investigadores en todo el país. La división es considerada fuente de orgullo en un país conocido por sus propias riquezas culturales e históricas que van desde la antigüedad hasta la actualidad.
“Respetar las normas internacionales para el trato adecuado de este tipo de objetos es una de las marcas de una cultura civilizada”, dijo durante una entrevista Giuliano Volpe, rector de la Universidad de Foggia y presidente del Consejo Superior de Patrimonio Cultural. “Si un objeto es obtenido de manera ilegal debe ser regresado a donde pertenece”, afirmó.
De acuerdo con Marra, los artefactos chinos tienen su origen en las excavaciones y colecciones arqueológicas en cuatro provincias chinas: Guangdong, Qinghai, Shaanxi y Sichuan.
Se espera que la transferencia de los objetos de Italia a China inicie este mes. Una vez completada, China exhibirá los objetos en Beijing el año próximo como parte de un plan más amplio para celebrar el 50° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Italia y China.

Comments are closed.