Nuevo propulsor sólido para cohetes espaciales chinos completa prueba

BEIJING, 5 mar (Xinhua) — China anunció hoy martes que el nuevo propulsor sólido de cohetes espaciales del país, con un motor de empuje de 200 toneladas, completó las pruebas de despegue en caliente, lo que demuestra su preparación para los lanzamientos comerciales. 

Está previsto que el motor, de un diámetro de 2,65 metros, se use en la versión modificada del cohete Gran Marcha-11. El cohete constituye la única serie de la familia Gran Marcha que usa propelentes sólidos, y que puede lanzarse en menos de 24 horas. 

Desarrollado por la Academia de Tecnología de Propulsión Sólida Aeroespacial, adscrita a la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China, éste será el motor propulsor de cohetes más poderoso de China, con un empuje máximo de 200 toneladas y con una carga explosiva de 71 toneladas. 

Tendrá una capacidad de carga de 1.5 toneladas para una órbita sincrónica al sol.   

En 2009, la academia tomó la delantera en China en el desarrollo de un motor de propulsor de cohetes para el Gran Marcha-11. La generación previa, cubierta con un escudo de acero, tenía dos metros de diámetro, capaz de un empuje de 120 toneladas y con una carga explosiva de 35 toneladas. 

Para aumentar su capacidad de carga y la competitividad en el mercado, el nuevo propulsor dispone de una cubierta compuesta de filamentos enrollados, que es mejor y se puede aplicar más extensamente que una cubierta metálica, dijo el jefe de diseño del propulsor, Wang Jianru. 

Las pruebas exitosas representan un hito en el desarrollo de un motor propulsor más eficiente con ventaja de costos para el cohete de nueva generación de China, de acuerdo con el equipo de diseño. 

El primer lanzamiento de China de un cohete desde el mar está programada para mediados de 2019, cuando un cohete Gran Marcha-11 tiene previsto despegar desde el mar Amarillo. 

Comments are closed.