Panamá ambiciona ser centro comercial latinoamercano de China

Juan Carlos Varela, presidente de la República de Panamá, dijo ayer sábado en Beijing que su país está abierto ahora a las empresas chinas para que desde ahí puedan fortalecer su presencia en el continente americano.

El mandatario panameño, que está de visita Estatal en China, hizo estos comentarios en el primer Foro Empresarial China-Panamá, al que asistieron empresarios y políticos de ambos países.

Augusto Arosemena, ministro de Comercio e Industrias de Panamá, describió su país a los empresarios chinos como “La Gran Conexión”, indicó que además de la bien conocida conectividad marítima, con el modernizado aeropuerto internacional de Tocumen y las siete líneas de fibra óptica internacionales que cruzan el país, Panamá también es ahora un centro de transporte aéreo y digital.

Arosemena invitó a las empresas chinas a invertir e incluso establecer sus sedes regionales en el país. “Panamá tiene una población limitada, pero somos un pueblo ambicioso”, defendió.

Hoy día hay una presencia de más de 10 empresas chinas en Panamá, unas de las cuales tienen su sede latinoamericana en el país centroamericano. Entre ellas destaca la Corporación Estatal de Construcción e Ingeniería de China (CECIC).

“Para nosotros, Panamá es un importante centro comercial, lleno de posibilidades tanto por su posición y economía dolarizada, como por las medidas favorables que nos ofrece el gobierno panameño. Como empresa multinacional, podemos cubrir toda Latinoamérica desde Panamá”, señaló Ma Zeping, vicepresidente de CECIC.

El viceministro de Comercio de China, Yu Jianhua, señaló que Panamá es un nuevo amigo de China desde el punto de vista político, y también un viejo socio en cuanto al comercio. Como país centroamericano de posición estratégica, Panamá tiene mucha importancia en la relación entre China y América Latina.

Según los datos publicados en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, el volumen del comercio bilateral fue de 6.383 millones de dólares en 2016. China es ahora el segundo usuario del canal de Panamá y el primer origen de las importaciones de la Zona Libre de Colón de Panamá, la zona franca más grande del continente y la segunda del mundo.

Para avanzar en esta importante relación, Yu propuso expandir el comercio bilateral, profundizar en la cooperación en la construcción de infraestructuras, revitalizar el motor financiero y fortalecer la comunicación entre los gobiernos y empresas de ambas partes.

Además de las relaciones política y económica, los dos pueblos tienen una historia compartida que se remonta a hace 160 años, cuando los primeros chinos que llegaron a Panamá participaron en la construcción del ferrocarril interoceánico y el canal de Panamá.

“Sus compatriotas tuvieron el sueño del bienestar, por lo que cruzaron el mar y llegaron a un lugar desconocido a construir el primer ferrocarril interoceánico, que es un gran legado que ha permitido a esta nación centroamericana alcanzar las ventajas que hoy les presentamos”, expuso Varela a los empresarios chinos.

(Fuente: Xinhua en Español)

Comments are closed.